Hoy mandamos todo a la porra.

Normalmente utilizamos esta expresión cuando queremos  mandar lejos aquello, o a aquellos, que nos molestan y nos incordian. Lo que, quizá, pocos sepan es que este deseo de perder de vista lo que nos es fastidioso, mandándolo a la porra, tiene origen militar. Antiguamente, el tambor mayor de los regimientos llevaba un bastón de grandes … Leer más