Rarezas, la literatura no tiene cura de Manuel Valderrama Donaire

Compramos Rarezas, la literatura no tiene cura de Manuel Valderrama Donaire en una librería en Berlín. La tienda en cuestión se llama Bartleby & Co. y está dirigida personas hispanohablantes residentes en la capital de Alemania. El pasado mes de noviembre pasamos unos días en esa maravillosa ciudad no pudimos resistir la tentación de hacerles una visita y comprar algún libro.

Berlín

De toda la oferta de historias de Bartleby & Co. tuvimos un flechazo con Rarezas, la literatura no tiene cura. Como habréis podido imaginar no es una novela, más bien es una colección de curiosidades y anécdotas sobre autores clásicos. En sus páginas, Valderrama va narrando los pecados capitales en los que cayeron autores como Edgar Allan Poe, Robert Lois Stevenson, Lewis Carrol o Patricia Highsmith.

Rarezas, la literatura no tiene cura

Adicción al sexo y a las drogas, depresiones, ansías suicidas… todos estos males han acosado sin descanso a verdaderos genios de la literatura. El autor de este libro no puede dejar de preguntarse si, de no haber sido así, famosos escritores como James Matthew Barrie, creador de Peter Pan, hubiera sido capaces de crear sus obras más importantes. Además, debido al alto porcentaje de literatos que a lo largo de los años han presentado síntomas de estos males, Valderrama también se pregunta si estas enfermedades son causa directa de la creación literaria.

Tal y como prometía, Rarezas, la literatura no tiene cura me ha encantado. En un primer momento pensé en ir leyéndolo poco a poco intercalándolo con alguna novela para que no se me hiciera pesado. Pero al ir pasando sus páginas me encontré con que no solo estaba ante un libro muy interesante, además su Manuel Valderrama Donaire cuenta todas estas anécdotas con mucha gracia y con una ironía muy fina. Tanto es así, que lo leí del tirón y se me hizo hasta corto. Espero que en algún lugar o en algún momento exista una segunda parte de esta obra con la que he aprendido mucho. Francamente, recomiendo su lectura a todos aquellos amantes de los libros.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*