Y se hizo la máquina de escribir…

Es impresionante la cantidad de cosas que a lo largo de la historia han ocurrido un 14 de Septiembre. En este post he recogido algunas relacionadas con el mundo de la escritura.

Se inventó la cinta de la máquina de escribir

Hoy en día pensar en una máquina de escribir es pensar en historia antigua. Sin embargo, no hace tanto que estas copaban las redacciones de los periódicos o se situaban en un lugar privilegiado sobre escritorios de importantes despachos.

Sin ir más lejos yo, que tampoco tengo tantos años, aprendí mecanografía en la universidad con una máquina de escribir que me prestó una amiga. Vale que por aquel entonces yo ya tenía un ordenador en casa, pero era de mesa y su traslado a las aulas era totalmente inviable.

Ahora nos parece algo prehistórico pero la invención de la cinta de estas máquinas el 14 de septiembre de 1886 supuso una gran revolución, no solo en el mundo editorial, sino en todos los sectores de la economía.

Vino al mundo el gran Francisco Quevedo

Si hay un personaje de la historia con quien me hubiera encantado irme a tomar unas cañas ese es Francisco Quevedo. Aparte de que estoy convencida de que el concepto Twitter nació con él, me parece que tuvo que ser un hombre tan interesante como divertido e irreverente.

Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.

¿No me digáis que no es una frase digna de un Tweet? Yo lo descubrí por casualidad gracias los libros de El Capitán Alatriste donde aparece como personaje secundario, aunque por lo que he podido leer después sobre él, es posible que Pérez-Reverte haya dado en el clavo con su personalidad fuera de lo común.

Quevedo nació el 14 de septiembre de 1580 en Madrid para revolucionar el Siglo de Oro. Sus padres fueron altos cargos de la Corte española, por lo que él siempre estuvo rodeado de personalidades. Quizá por eso, y esto es cosecha mía, nunca se sintió cohibido por el poder.

Último adiós a Dante Alighieri

Más de 200 años antes de que naciera el gran genio Quevedo, otro genio abandonaba este mundo. El 14 de septiembre de 1321 el gran Dante Alighieri exhalaba su último aliento. El gran poeta murió en Rávena a la edad de 56 años.

Todos conocemos al gran escritor italiano por su obra cumbre, La Divina Comedia. Reconozco que todavía lo tengo pendiente, es una deuda con la literatura universal que estoy esperando poder saldar próximamente. Pero el trabajo de Alighieri no acaba con los círculos del infierno. Su primer libro fue escrito entre el 1292 y 1923, poco después de la muerte de su amada Beatriz. El título Vita Nuova hace referencia a la renovación vital que experimentó el poeta al enamorarse de su amada.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*