ENDA, de Toti Martínez de Lezea

Me encantan los libros de Toti Martínez de Lezea. La verdad es que tiene tantísimos que, solo por los títulos, no tengo claro cuáles me he leído y cuales no. Pero sí hay dos a los que aún no había hincado el diente hasta ahora… ENDA e ITTUN, que me los «regaló» Azahara el día del libro del 2018. Así que, decidí comenzar con ENDA, que además me daba la oportunidad de dejar de lado un poco la novela negra.

Y ahora va Toti Martínez de Lezea y me escribe una saga de siete libros.

ENDA, una novela ¿fantástica? ¿histórico-fantástica?… Situada en alguna zona del País Vasco, hace miles de años, con algunos de nuestros personajes mitológicos como actores importantes… Guerreros, tribus, dragones… La verdad es que algo distinto a lo que nos tenía acostumbradas Toti Martínez de Lezea.

 

Sinopsis: Un viaje hacia el pasado, hacia una época oscura en la que hombres y mujeres creían en gigantes y dragones; una época dura y real durante la cual las tribus que la poblaban se hubieron de enfrentar a invasores llegados de otras tierras. Entre sus personajes sobresale la joven Endara, quien emprende un largo trayecto desde un valle perdido hasta la Montaña Sagrada, morada de la Diosa Madre Amari. Mientras, Ihabar lucha por ser reconocido como un gran guerrero, el escéptico Garr intenta olvidar la destrucción de su ciudad y la muerte de sus habitantes, el gentil Ozen espera el momento para vengar a sus padres y el dux Baladaste hace planes para adueñarse de Tierra de Enda. Estos y otros configuran un mosaico sorprendente de personajes, tan creíbles ayer como hoy, que se debaten entre la lealtad y la traición, la libertad, la justicia y la servidumbre, de la pluma de la reconocida escritora Toti Martínez de Lezea que, una vez más, sorprende a sus lectores con un registro diferente, innovador y, sin lugar a dudas, muy atractivo.

A mí nunca me han atraído demasiado las historias fantásticas, o eso creía. Con deciros que no he visto ni un solo capítulo de Juego de Tronos… Pero Toti es Toti y bien merecía la pena probar… Al principio me costó un poco, empecé la novela en un momento en el que no conseguía dar continuidad a la lectura por lo que con tanto personaje y tantas tribus me perdía un poco. También tiene que ver mi poca retentiva para esas cosas…

Pero, a medida que pude dedicarle más tiempo, me fue absorbiendo la historia y los parajes de Tierra de Enda. La verdad es que me ha parecido una historia muy chula, me ha gustado esa sensación de pensar que podía haber ocurrido en nuestra tierra. Además, me doy cuenta que digo que no me atraían las historias fantásticas pero siempre me ha encantado la mitología vasca, así que ¡un poco de incoherencia ya tengo!

Por otra parte, más allá del entorno, de la localización, o de la fantasía, nos encontramos con situaciones que han ocurrido, ocurren y ocurrirán en cualquier momento de la historia. Luchas de poder, ya sea entre enemigos acérrimos o entre tribus hermanas o todo lo contrario, quienes no dudan en dar la vida unos por otros y que defienden su modelo de vida. Lo que provocan las propias relaciones personales, los actos de cada cual… La evolución de los personajes debido a sus vivencias…

La verdad es que me ha gustado mucho ENDA, como me gusta siempre lo que escribe Toti y al terminar el libro he echado de menos a Endara, Garr o Ihabar y sus historias.

Os dejo lo que la propia Toti nos contaba en su blog cuando estaba a punto de ser publicada.

ENDA

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*