El que corta el bacalao

Puede que el motivo por el que me gusta tanto el dicho ser el que corta el bacalao tenga que ver con el hecho de que este pescado es muy habitual en la cocina vasca. Inicialmente, el pez que más consumía la gente en España era la merluza, sin embargo, hacia el siglo XVI, este alimento empezó a escasear provocando una importante subida en su precio. Las personas adineradas no tuvieron problema en seguir consumiéndolo, pero las más humildes tuvieron que buscar una alternativa. Así es como el bacalao salado entró en los hogares más pobres haciéndose realmente popular.
Tanta fama alcanzó este alimento de bajo coste que en las tierras de ultramar también empezó a ser habitual. Sobre todo en el menú de los esclavos. El ritual de comidas para estas personas comenzaba cuando el capataz troceaba las piezas de pescado y las repartía entre los esclavos. Al ser la máxima autoridad entre estas personas, tenía la capacidad de dar trozos más grandes o más pequeños a su antojo, dependiendo de la calidad del trabajo de cada uno de ellos o por simple amiguismo.
Es en honor a estos capataces y al poder que ejercían a través de la comida que se empezó a definir a las personas con cierto poder como las que parten el bacalao. Un dicho que, por lo menos en el País Vasco donde ya digo que este pescado es muy apreciado, se sigue manteniendo en la actualidad.
Si os ha gustado esta curiosidad, os recomiendo a continuación algunos libros en los que podéis encontrar muchas más.
Libro Esto no estaba en mi libro de Historia de España

Compré Esto no estaba en mi libro de historia de España, de Francisco García del Junco, al salir de una visita a del monasterio de El Escorial. Estaba tan maravillada por lo que acababa de ver y de escuchar que me encontraba ávida de conocimiento. A pesar de ser un libro de historia, lo leí de una sentada porque no es un libro de historia cualquiera. Cuenta verdaderas curiosidades y fragmentos de nuestro pasado que no hemos estudiado ni en el instituto ni en la universidad. Os dejo la reseña que hice de él en su día por si os animáis a leerlo. Yo, desde luego os lo recomiendo.

Eso no estaba en mi libro de historia de España, Francisco García del Junco

También os voy a recomendar Esto no estaba en mi libro de Historia de la Literatura, de Lorenzo Gallardo. El sistema es el mismo que en el caso anterior. Curiosidades y anécdotas de los grandes escritores que ha dado el mundo y que, sin duda, los acercan al común de los mortales a pesar de ser genios en su materia.

Libro Eso no estaba en mi libro de Historia de la Literatura

¿Os gustan este tipo de lecturas? Porque a mí me apasionan. Si es así, os invito a que echéis un vistazo a la sección Curiosidades del lenguaje de este blog donde podréis encontrar muchas más sugerencias.

Deja un comentario