¡Yo quiero vivir del cuento!

Hace tiempo que vengo dándole vueltas a una expresión que todos utilizamos muchas veces. Decimos que vive del cuento aquel que se gana la vida a consta de los demás o que parece no hacer nada de provecho con su vida. Me encantaría poder vivir del cuento.

juglar

Seguro que muchos habéis adivinado de dónde viene esta expresión porque es bastante literal. En efecto, vivir del cuento es precisamente eso, vivir de contar cuentos.  Este dicho tiene su origen en la Edad Media, un tiempo en el que los juglares recorrían las villas y ciudades de los reinos contando historias a cambio de monedas para subsistir.  Sin embargo no se puede decir que no trabajaran, y es que hacer reír y entretener a los señores de entonces con gracias e ironías que rozaban lo inapropiado era bastante difícil. Los juglares se movían en un terreno muy peliagudo al contar sus cuentos porque podían, fácilmente, ofender o molestar a su poderoso público. Una situación que podía dejarles sin monedas y sin pescuezo.

Hoy muchas son las personas que viven del cuento en nuestra sociedad, que no es lo mismo que los que viven contando cuentos. Noble profesión, está última, que requiere de mucho esfuerzo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*