Ven que te llevo al huerto.

Esta es una expresión que me parece de lo más acertada para un viernes tarde que ya estamos pensando en el fin de semana y, ya se sabe, Sábado sabadete…

Pero además es una expresión que me gusta porque tiene un origen literario, concretamente en La Celestina.  Y es que es, precisamente, a un huerto adonde la vieja alcahueta tenía que llevar a Melibea para encontrarse con Calisto. Desde ese momento al encuentro sexual con otra persona se le dice “Llevarse a alguien al huerto”.

huerto

Sin embargo no es el único significado de esta frase. También decimos que nos hemos llevado a alguien al huerto cuando conseguimos engañar a alguien para obtener un beneficio. El origen de esta otra acepción tiene el mismo origen que la primera y es que la pobre Melibea va a ese huerto engañada por la celestina. No sé con cual de los dos significados comenzó este dicho tan popular pero lo que sí esta claro es que lleva en nuestro lenguaje desde el siglo XV, y aunque huertos ya quedan pocos somos muchos los que nos acercamos a uno de vez en cuando.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*