Una historia singular, Kate Atkerson

No tengo ni idea de dónde ha salido este libro pero llevo ya tiempo viéndolo en las baldas de mi casa. No recuerdo haberlo comprado, ni me suena haberlo visto entre los libros que mi madre tenía en sus estanterías. El caso es que, siguiendo con mi empeño de no comprar más novelas hasta leer las que tengo en casa, el otro día me puse con él.

Una cosa está clara y es que a Una historia singular el título le viene ni que pintado porque si un adjetivo merece esta novela ese ese mismo; el de singular.

historia

Comprar en Casa del Libro

Sinopsis: Varios pintorescos personajes son unidos por el azar, y de esta inverosímil confluencia surge una historia marcada por el desenfreno y un cómico surrealismo. Effe, estudiante de la Universidad de Edimburgo, cuenta sus últimas peripecias a su madre, recluida en una isla de Escocia. Tras recoger ella y su novio Terri a un perro atropellado, lo trasladan en coche a un veterinario. El conductor es casualmente un investigador privado, que los obliga a recorrer toda la ciudad en busca de la esposa de un cliente. En el camino se une a ellos un profesor chiflado, perdido en su propio mundo. El caos y el desconcierto aumentan por momentos.

No sabría decir si la historia me ha gustado o no. La verdad es que se lee más o menos rápido pero cuando uno lo termina tiene la sensación de que no ha pasado nada. Es una historia como sin principio y sin final. La novela es una especie de conversación entre una madre y una hija en la que la primera le habla de sus orígenes a la segunda, de la historia de su nacimiento y el porqué viven un poco apartadas de todo. Entremezclándose con esa historia, digamos, principal se van mezclando las novelas que están escribiendo la protagonista y sus amigos, que estudian la carrera de literatura en una universidad de poca monta.

Ya os digo que es una historia un poco rara, diferente, singular. La verdad es que no me ha disgustado aunque no es un libro que yo recomendaría. Es de esas novelas que si las tienes en casa pues las lees pero un poco sin más.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*