Serie Leire Altuna, Ibon Martín

Conocí a Ibon Martín el verano pasado. Al hacer la maleta metimos unos cuantos libros para leer en el avión y también en la piscina del pueblo. Yo no recuerdo cuales me llevé, pero sí recuerdo que entre los que eligió Ramón se encontraba El valle sin nombre. Esta novela no tiene nada que ver con la saga de libros protagonizados por Leire Altuna, pero fue el que me llevó hasta Ibon Martín y su obra.

El valle sin nombre, Ibon Martin

El valle sin nombre ni siquiera es del mismo género que las novelas de Leire Altuna. Este primer libro es de temática histórica mientras que los demás son novelas negras enmarcadas en lo que el mismo autor ha llamado la novela negra euskandinava. Leire Altuna es una escritora que vive en un entorno privilegiado y que, cansada de escribir novela rosa, empieza a inmiscuirse en investigaciones policiales para encontrar inspiración y convertirse en una escritora de novela negra. A partir de ahí, cada libro trata de un caso diferente en los que Altuna pondrá la límite sus capacidades deductivas y también sus emociones. A lo largo de estas cuatro novelas la veremos sufrir, amar, temer y enfadarse. La verdad es que es un personaje muy realista, podría ser cualquiera de tus amigas o vecinas. Quizá ese es uno de los aciertos de Ibon Martín, que ha creado una protagonista con la que te irías a tomar unas cañas.

Otro de los aciertos del autor son las localizaciones de sus novelas. Todas ellas están ambientadas en lugares muy especiales. Ibon Martín comenzó escribiendo libros de viajes y escapadas, por lo que, para él, sin un buen escenario no hay historia. Esto lo contaba en una presentación en la que estuvimos hace unos meses y en el que nos habló sobre el futuro y pasado de Leire Altuna.

“Nos gusta la novela euskandinava porque la idiosincrasia nórdica es muy parecida a la nuestra” Ibon Martín

Decía Ibon Martin en esta presentación que, a pesar de ser uno de los escritores más vendidos en el País Vasco, fuera de aquí no se le conoce demasiado. Vamos a ver si puedo aportar mi granito de arena para las novelas de este autor lleguen a más gente porque creo que lo merecen.

El faro del silencio

El faro del silencio es la primera novela de esta serie. Está ambientada en Pasaia y en ella se nos presenta a Leire Altuna. Fue la novela que elegisteis para la segunda etapa del reto viajero, así que nos fuimos hasta Pasaia a grabar la reseña.

El viento estropea un poco el vídeo pero bueno, creo que se puede escuchar lo más importante, que no es otra cosa, que la reseña de esta novela que tanto nos gustó. De hecho, este vídeo está grabado en Noviembre y para Junio ya nos habíamos terminado la serie completa. Creo que es indicativo de lo que enganchan estos libros.

 

Sinopsis: Una tarde de otoño, la noche llama a las puertas de un remoto faro de la costa vasca, el cuerpo de una mujer aparece a los pies de la torre de luz. El asesino se ha llevado la grasa de su abdomen. Leire, la escritora bilbaína que ha encontrado el cadáver, se convierte en la principal sospechosa. Desesperada, se verá obligada a iniciar una inquietante investigación que sacará a la luz intrigas familiares y conspiraciones económicas. Sus pasos, que avanzan con más decisión que las pesquisas oficiales, no tardarán en desvelarle que está ante un imitador del Sacamantecas, al brutal asesino en serie que aterrorizó Vitoria en el siglo XIX.

Una novela que te engancha hasta el final ambientada en un pueblo pesquero precioso. La intriga se mantiene hasta el final porque es imposible adivinar el desenlace. Hasta que el autor no lo narra uno no es capaz de intuir quien es el asesino.

La fábrica de las sombras

La fábrica de las sombras es, sin duda, la novela de la saga que mejor escenario tiene. Está ambientada en la armería abandonada de Orbaizeta. No se me ocurre un lugar mejor para que empiecen a aparecer cuerpos. Si tenéis oportunidad id a visitar el lugar y, si es posible, hacedlo después de leer el libro.

 

 

Sinopsis: Anochece en el norte de Navarra. Una fría niebla flota entre los árboles de la selva de Irati, que duerme despojada de hojas en su letargo invernal. Una joven aparece ahorcada en los arcos de la Real Fábrica de Armas de Orbaizeta. Cuando todas las hipótesis apuntan al suicidio, la escritora Leire Altuna recibe el encargo de investigar el caso. No será fácil. Tendrá que buscar respuestas en un remoto pueblo de apenas una docena de habitantes, un lugar inquietante donde nada ni nadie es lo que parece. Sus pesquisas, que la colocarán en el centro de una macabra diana, sacarán a la luz viejas traiciones y secretos familiares desgarradores. Mientras tanto, las gélidas aguas del río que atraviesa el lugar volverán a teñirse de sangre.

La fábrica de las sombras es una gran novela, sin embargo, tengo que decir que de toda la saga es la que menos me ha gustado. Si bien es cierto que mantiene el suspense hasta el final, el desenlace me decepcionó un poco. No sé, esperaba algo más de la historia. Pero insisto, esto no significa que no sea una buena novela, simplemente es la más floja de todas. Si al comenzar la saga os pasa lo mismo que a mí, os animo a que sigáis adelante porque los libros que van después son impresionantes.

El último Akelarre

Mi amiga Iratxe ya me había hablado de esta novela hace mucho tiempo. Pero no tengo tiempo de leer todos los libros que me recomiendan. Así que se quedó en el limbo de los libros por leer hasta que llegué a él por otro camino. Si antes os decía que La Fábrica de las sombras es el libro que menos me ha gustado de todos, El último Akelarre es, para mí, el mejor de todos.

 

Sinopsis: Bilbao se prepara para una noche festiva cuando un macabro asesinato atrae todas las miradas hacia la imponente chimenea del parque de Etxebarria. Un joven estudiante de la Universidad de Deusto pende envuelto en llamas de su vieja estructura de ladrillo. La elección del momento y el lugar apunta a un crimen ritual. La escritora Leire Altuna y la ertzaina Ane Cestero dirigirán una investigación en la que se enfrentarán a grupos neonazis, sectas destructivas y demoledoras intrigas familiares. Las pesquisas desenterrarán una turbadora conexión con una extraña muerte ocurrida en Zugarramurdi tres años atrás. Bajo su aparente postal idílica, el pueblo de los akelarres esconde secretos desgarradores que funden religión, viejas tradiciones y odios seculares. El equipo investigador tendrá que escarbar entre ellos si quiere hallar respuestas y comprenderá que los ecos de la caza de brujas que aterrorizó hace siglos la comarca flotan aún entre sus habitantes.

A mí es que la historia de las brujas de Zugarramurdi me encanta. Quizá por eso esta haya sido el libro que más me ha gustado. Si a eso le sumamos que Zugarramurdi es un lugar en el que se respira magia y misterio por todas partes… pues a la novela no le queda más remedio que ser buena.

La jaula de sal

La jaula de sal tiene un comienzo que no puede ser más potente. No voy a desvelarlo porque quiero que os leáis todas las novelas de la saga. Sólo decir que casi me caigo del asiento cuando comencé a leer el libro, es que no puedo describir la sensación de leer un comienzo de novela así.

 

Sinopsis: Un salvaje crimen golpea Pasaia cuando solo han pasado dos años de la detención del Sacamantecas, el psicópata que sembró el terror en el pueblo marinero. La elección de la víctima y el lugar, el solitario faro de la Plata, no parecen fruto del azar. La inquietante firma que el asesino traza en el cadáver tampoco. Todo apunta a que ha vuelto a ocurrir. La escritora Leire Altuna se enfrenta a su caso más personal, una investigación que la llevará a través de las estrechas sendas que separan el amor del odio, la amistad de la traición. Tendrá que luchar con el miedo y con su propia mente, empeñada en distorsionar lo que sucedió aquella tarde. Siniestras amenazas telefónicas pondrán a prueba su resistencia, sobre la que pende además una opresiva fecha límite. En paralelo, la ertzaina Ane Cestero y su equipo avanzarán con unas pesquisas oficiales que destaparán los peores instintos del ser humano.

De todas las novelas esta es la más emotiva. Me he pasado la mitad del tiempo comiéndome las uñas de la intriga y la otra mitad llorando de la emoción que transmiten sus páginas. Un gran cierre para la serie que, en palabras del propio Ibon Martín, se va a tomar un descanso. La verdad es que Leire bien lo merece porque lo que la hace pasar es como para tener cuatro palabras con el autor. Ya nos lo advirtió en la dedicatoria, que no nos enfadáramos mucho con él por las perrerías que le hace a la pobre escritora. Le voy a perdonar, pero… lo mío me cuesta, que Leire es ya como de mi familia y en esta novela me la maltrata mucho.

Ahora ya hablando en serio. Si todavía no habéis leído nada de Ibon Martin yo os recomiendo que este verano os llevéis uno de sus libros a la playa, las horas se os van a pasar volando.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*