Se armó la de Dios es Cristo.

Utilizamos esta expresión cuando hacemos referencia a una discusión, tan fuerte, en la que resulta imposible que las dos partes se puedan poner de acuerdo sin recurrir a la violencia, o por lo menos, sin montar un buen alboroto. Pero, ¿Sabes de dónde viene esta frase hecha?

Dios es Cristo

A priori, no parece tener demasiado sentido, pero hoy vamos a descubrir su origen. Para ello hay que remontarse al año 325 d.C. Concretamente, a los meses de Mayo y Julio, cuando se celebró el Concilio de Nicea.  Uno de los objetivos de este cónclave era unificar, de una vez por todas, las dos ramas existentes dentro del cristianismo que diferían de la naturaleza de Dios. Por un lado, estaban los unitarios que defendían que Dios era uno y que Jesús, siendo su hijo, no era el propio Dios. Por el otro, los trinitarios creen que Jesús y Dios, junto con el Espíritu Santo son las tres naturaleza de Dios, que siendo uno sólo es tres personalidades a la vez.

El debate estaba garantizado, y fue tan fuerte y tan violento que, a la fuerza, se escuchaban los gritos de ¡Dios es Cristo! Expresión que ha llegado hasta nuestros días para referirnos a las broncas que tan alto voltaje alcanzan.

2 Comments

  1. It’s perfect time to make some plans for the future and it is time
    to be happy. I’ve read this post and if I could I want
    to suggest you few interesting things or advice.
    Perhaps you could write next articles referring to this article.
    I wish to read even more things about it!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*