Reseña de Manuela, Inma Roiz

Hace tiempo que Manuela, de Inma Roiz, viene haciéndome ojitos desde las estanterías de nuestra biblioteca. Me encanta la novela histórica, y si esa historia es la de mi tierra pues mucho más. Además, quiso la casualidad que justo antes de empezar a leer el libro tuviera que hacer una visita rápida a Balmaseda, uno de los escenarios de la trama, y pude descubrir in situ muchas cosas de las que habla la autora. Una vez leído el libro, puedo decir en esta reseña de Manuela, que me ha encantado.

 

Sinopsis: A mediados del siglo XVIII un joven vizcaíno embarca rumbo a la Nueva España. En San Miguel el Grande encontrará su nueva vida, a caballo entre la intensa vida social y política mexicana y el recuerdo permanente de su tierra y su gente. Ésta es la historia de tres jóvenes, Domingo Narciso de Allende, José Ignacio Aldama y Bernardo Abasolo, que se instalaron para siempre en la tierra de Guanajuato, donde sus hijos acabarían luchando como insurgentes por la independencia de México. Pero, sobre todo, es la historia de Manuela, la hermana que se queda en Gordejuela; la hija que luchará por mantener el nombre, la tradición y la casa a la que pertenece; la mujer fuerte e independiente que se enfrentará a la sociedad cerrada y opresiva de un siglo cambiante y convulso como pocos. 

¡Vamos con la reseña de Manuela! Este libro cuenta la historia de una familia que se ve desbordada por los rápidos cambios que ocurren a su alrededor. La cultura vasca siempre ha tenido fama de ser muy cerrada y de resistirse a modificar sus costumbres.

Para el que no lo sepa, en nuestra tradición la casa familiar, o baserri, era el bien más preciado para los vascos. Mantener el hogar dentro de la estirpe era el objetivo de todos los habitantes del País Vasco y para ello trabajaban duro cada día. Cuando el cabeza de familia fallecía, la herencia iba para el primogénito que se quedaba prácticamente con todo. Dejando a los demás hermanos una situación un tanto complicada. Las mujeres buscaban un buen matrimonio, a ser posible con el heredero de algún caserío, y pasaban a formar parte de su casa, pero los hombres debían buscarse la vida por su cuenta.

Ante esta situación, no es de extrañar que muchos optaran por probar suerte en América, de donde llegaban historias realmente fascinantes. El problema surge cuando esas historias empiezan también a impresionar a quienes tenían el deber de continuar con la tradición familiar.

La trama de esta novela va desde que Manuela, la protagonista, es una niña hasta el final de sus días. A lo largo de sus páginas la autora nos habla de todas las tradiciones que os he contado y las enmarca dentro de la historia real de las Encartaciones, una comarca de la provincia de Bizkaia. En el texto no se narran grandes acontecimientos. Más bien es un libro costumbrista que explica la forma de vida de los vizcaínos a mediados del siglo XVIII. Se habla de acuerdos de matrimonio, de cómo se llevaban a cabo los enterramientos, de la forma de elegir alcalde para la región, de leyes y también de moralidad.

Sin embargo, también es la historia de una mujer muy adelantada a su tiempo que, sin desmarcarse de las costumbres de la época, no se resigna a esperar un marido que cuide de ella. No, Manuela se aventura a ser económicamente independiente y a pleitear por lo que considera son sus derechos. Paralelamente, Roiz también cuenta la vida de aquellos vascos que fueron a probar suerte a las Indias y nunca volvieron. De las diferencias entre una sociedad antigua que se resiste al cambio y de otra floreciente para la que todo es nuevo. Un contraste entre dos mundos que hace muy ágil la lectura.

Como habréis adivinado por lo que os cuento en esta reseña de Manuela, la trama me ha gustado mucho. He aprendido muchas cosas leyendo sus páginas y ha logrado picar mi curiosidad sobre la forma de vida de los vascos y vascas que pisaron esta tierra antes que yo. Por lo pronto, Ramón y una servidora ya estamos pensando en hacer una visita más pausada a Balmaseda a aprender sobre su historia. ¿No es genial cuando una novela te abre la puerta a descubrir lugares reales con muchas cosas que contar?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*