¿Quién era Bartola y por qué estaba todo el día tumbada?

Si hay una expresión que últimamente me representa, más de lo que me gustaría admitir, es de estar tirada a la bartola. Reconozco que me está costando un poco volver a la actividad después del parón de las navidades y me paso los ratos libres tumbada en el sofá viendo la tele. No sé si será por el frío que hace o porque los días todavía son demasiado cortos o, simplemente, que me he vuelto un poco gandula, pero lo cierto es que no estoy aprovechando demasiado el tiempo. Lo sé… es algo que tiene que cambiar ya.

El caso es que, reflexionando sobre mi preocupante inactividad de estos días me he dado cuenta de que todos decimos eso de me voy a tirar a la Bartola pero nadie sabe, a ciencia cierta, quien es esa Bartola. Algunas teorías apuntan a que en realidad no se trata de una persona sino de una alusión a la barriga. Pero, yo me he documentado y puedo daros una explicación más acertada al respecto.

Para empezar hay que apuntar que esa Bartola que se pega el día tumbada no es una mujer, sino un hombre y, más concretamente, un hombre santo; San Bartolomé. Y no es que este hombre fuera un vago, sino que en el santoral su fiesta se celebra el 24 de agosto, justo cuando se acaba con los trabajos de la cosecha y unos pocos días antes de que comience la vendimia. Por lo tanto, para la gente del campo ese periodo de tiempo se destinaba a organizar festejos y, sobre todo, a descansar. Eran los pocos días de asueto que se podían permitir al año y, no me cabe la menor duda, de que muchos los aprovecharían para no hacer nada de nada.

Voy a ver si tomo ejemplo y, tras unos días de descanso, retomo yo también mi actividad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*