¿Por qué a freír espárragos y no patatas?

Nunca he probado los espárragos fritos, que igual están buenos, pero a mí me gustan más con un poco de mayonesa. Sin embargo, las patatas fritas me encantan, con mayonesa también que soy yo muy de mayonesa. Por eso, cuando me quieren mandar a hacer puñetas, expresión que ya comentamos aquí en su día, pues no entiendo porque tienen que ser espárragos los que tenga que freír.

Origen del dicho irse a hacer puñetas

Pues lo creáis o no, hay un motivo. Existen documentos del siglo XIX en los que aparecen las expresiones anda a freír espárragos o anda a esparragar. El objetivo de mandar a alguien a realizar estas acciones no era otro que el de que lo dejaran a uno tranquilo, en contraposición de un proverbio latino que decía Citius quam asparagi coquantur atribuido al historiador romano Gaius Suetonius Tranquillu y cuya traducción vendría a ser; en menos que tarda en cocer un espárrago.

Y es que, si bien la cocción de estos alimentos es algo que lleva poco tiempo, freírlos ya es otro cantar. Sobre todo si tenemos en cuenta que también hay que lavarlos bien y pelarlos, en el caso de los trigueros, antes de empezar a cocinarlos. Por lo tanto, mandar a alguien a freír espárragos es una buena manera de mantenerlo entretenido para que nos deje en paz un rato.

Además, si hablamos de espárragos trigueros freírlos puede tener su lógica ya que esta es una manera de comerlos, pero si hablamos de los blancos pasarlos por la sartén sería, además de un trabajo costoso una actividad bastante inútil. Lo que viene a corroborar que cuando mandamos a alguien a freír espárragos lo que queremos es que nos deje tranquilos y nos da igual en qué emplee su tiempo.

Así que ya sabéis, la próxima vez que utilicéis esta expresión o, lo que es peor, la utilicen con vosotros, por lo menos seréis conocedores de su origen y significado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*