Pontevedra, escenario de novela negra

Estamos contando los días que quedan para irnos de vacaciones. Estamos agotados y solo podemos pensar en los planes que tenemos para este mes de agosto. Entre ellos, aparte de disfrutar del sol, del mar y de los encantos de Portugal, también vamos a aprovechar para grabar algún capítulo más del Reto Viajero, porque a este paso nos vamos a jubilar y todavía no hemos hecho ni la mitad.

Uno de los destinos elegidos para nuestras próximas aventuras, y en los que grabaremos vídeos tan chulos como ese de Asturias que os hemos adjuntado, es Pontevedra.

Como hacemos siempre, os hemos pedido a través de las redes sociales que nos recomendéis novelas ambientadas en esta provincia para, después, someter a votación la elegida.

Los hijos del mar

Los hijos del mar, de Pedro Feijoo ha resultado ser la ganadora y ya la hemos localizado a través de la red de bibliotecas del País Vasco. Tenemos que decir que nos encantaría poder comprar todos los libros que leemos y reseñamos pero entonces tendríamos que vivir debajo de un puente y los vídeos de las reseñas perderían bastante glamour.

El caso es que Ramón ya la ha comenzado y yo estoy pendiente de terminar la historia que tengo empezada para ponerme con ella. Estoy convencida, por los comentarios que nos habéis dejado en las redes, que su trama me atrapará tan rápido que no tardaré demasiado en llegar a la última página.

 

Sinopsis: Cuando tu trabajo como arquitecto se reduce a algo tan poco satisfactorio como reformar gallineros y chiringuitos de playa, recibir un encargo por parte de una de las familias más conocidas y poderosas de la ciudad se convierte en una oportunidad demasiado atractiva como para dejarla pasar. Es cierto que los Dafonte Llobet no tienen el más limpio de los pasados, pero ¿cómo decir que no a un trabajo tan aparentemente sencillo como bien pagado? Por si todo esto no bastase, también está ella, Mariña Dafonte, la hermosa heredera de la fortuna familiar. ¿Cómo negarse a semejante compañía? Sí, todo pintaría de maravilla para Simón Varela, mediocre arquitecto local, de no ser por un pequeño detalle: en una ciudad como Vigo, siempre rodeada de misterio y leyenda, las cosas rara vez son lo que aparentan.

Deseando estamos ya de poner rumbo a Galicia y descubrir Vigo de la mano de Pedro Feijoo. Se trata de una ciudad que ya conozco, pero verla a través de las páginas de una novela siempre le da un toque diferente.

La Gabardina azul

Hemos elegido una, pero vosotros nos habéis recomendado más. Entre ellas La gabardina azul de Daniel Cid. Me encantaría poder decir que también la leeré, a pesar de no poder incluirla en el Reto Viajero, pero lo cierto es que la lista de lecturas pendientes es tan extensa que no sé yo si vamos a tener vida para tanto.

 

Sinopsis: Roberto se despierta aturdido, con una resaca brutal. Ha regresado al infierno del que lleva años intentando escapar. Pero esta vez es distinto. Esta vez es peor. Arrastrado por unas inquietantes llamadas telefónicas, el protagonista de La gabardina azul se sumerge en un mundo poblado de personajes como Madame La Gorde, Fredo o Jonás el Príncipe Gitano. Gente a la que nunca habría querido conocer y a la que sigue y le persigue por las calles de Vigo y los mares nocturnos de las islas Cíes. La inicial sensación de peligro conduce al lector a una maraña de desapariciones, secuestros y venganzas que conforman este oscuro thriller en el que, pese a todo, los protagonistas nunca pierden el sentido del humor. Negro, por supuesto.

Sin duda una lectura muy recomendable. Si todavía no tenéis ningún libro pensado para disfrutar este verano esta puede ser una buena opción.

Ojos de agua

Ojos de agua, de Domingo Villar, es la tercera opción que nos recomendasteis a través de las redes. Como en las otras dos, en este caso también es una novela negra. No sé porque tenemos fijación por este género a la hora de hacer grabar las reseñas, con lo complicado que resulta hablar de estos libros sin hacer ningún spoiler.

 

Sinopsis: En una casa cercana a la playa, en la costa gallega, se descubre el cadáver de un joven saxofonista que sufrió una de las torturas más crueles que se recuerdan. Les asignan el caso al inspector Leo Caldas, un hombre solitario y nocturno, de buen paladar para los vinos y mejor oído para el jazz, y a su ayudante Rafael Estévez, un llano aragonés perdido entre gallegos. Este singular tándem deberá investigar las altas esferas y los bajos fondos de Vigo para descubrir que las dobles vidas, como las mejores intrigas, siempre esconden inesperadas dobleces.

No podréis decir que no os estamos haciendo buenas recomendaciones. Y si, por un casual, viajáis de vacaciones a Galicia, puede ser una buena oportunidad para descubrir Vigo a través de cualquiera de estas tres novelas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*