Origen de la expresión me la trae al pairo

La sección de este blog donde os cuento las curiosidades del lenguaje que me van surgiendo empieza a ser ya muy extensa. De ahí que, a veces, no se me ocurren nuevas expresiones que analizar. Sin embargo, la de hoy ha venido a mí a través del último libro que estoy leyendo. En numerosas ocasiones en Una columna de fuego, de Ken Follet, sus protagonistas hacen referencia al pairo. Y yo he pensado… pues igual es un buen momento para ver cual es el origen de me la trae al pairo.

Significado de la palabra pairo

Antes de ver como este vocablo náutico se ha convertido en el lugar al que nos traen las cosas que no nos importan, vamos a ver qué significa, exactamente, la palabra pairo.

Según el diccionario de la RAE; pairar una nave es mantenerla quieta con las velas tendidas y largas las escotas.

Yo no entiendo mucho de embarcaciones, más bien no entiendo nada, pero mirando en algunas webs he encontrado que llevar una nave al pairo, o pairar, viene a ser una maniobra en la que se mantiene la embarcación estática con respecto al fondo. Si existe marea de arrastre, con esta maniobra, se mantiene la nave cara a proa y con poca superficie de velas para contrarrestar el impulso y así quedarse en la misma posición. O dicho de otra manera, pairar es hacer lo necesario para que las corrientes de agua no muevan el barco de la posición en la que se desea permanecer.

Origen de la expresión me la trae al pairo

Una vez visto cual es el significado de la palabra pairo resulta mucho más sencillo ver como se relaciona esta palabra con el dicho me la trae al pairo.

Todos sabemos que cuando alguien nos dice que algo se la trae al pairo lo que quiere decir es que no le importa lo más mínimo. Es decir, que se mantiene inmutable ante dicha cuestión. Más o menos igual que ocurre con las embarcaciones que se encuentran pairadas, que no se inmutan a pesar de las corrientes de aguas.

Hemos visto ya como muchas de las expresiones que utilizamos hoy en día provienen del mundo náutico, esta es una más de ellas y, estoy segura, irán apareciendo más.

2 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*