Origen de la expresión “A palo seco”

Todos los jueves solemos salir un rato al pintxopote que organizan los bares en Barakaldo. Normalmente, es el único día entre semana que hacemos algo de vida social, más allá del trabajo, y agradecemos mucho ese ratito de relax en compañía de los amigos.

Sin embargo, ayer yo no tenía demasiadas intenciones de salir. Llevo un par de días con algo de dolor de estómago y pensé que tomar vinos no iba a ser una buena idea. De verdad que era un pensamiento en el que creía fervientemente, pero, empecé a preparar la agenda de trabajo para la próxima semana y, de repente, sentí la necesidad de tomarme un lingotazo a palo seco.

Ya os he dicho, en más de una ocasión, que el pintxopote de los jueves suele ser una gran fuente de inspiración para esta sección, y, una vez más, esta semana se han cumplido las expectativas. Hoy os voy a explicar de dónde viene la expresión a palo seco.

En realidad hay dos teorías sobre el origen de esta frase hecha. La primera de ellas tiene que ver con el mundo marítimo. Se decía que una embarcación iba a palo seco cuando navegaba con las velas recogidas por culpa de los fuertes vientos. El aspecto que presentaban las naves, cuando se daba ésta circunstancia, realmente era la de ver un palo surcando los mares.

La segunda hipótesis no tiene, en absoluto, nada que ver con la primera. En este caso la teoría apunta al mundo del flamenco para explicar el origen de hacer algo a palo seco. En el cante jondo, se llama palos a las diferentes categorías vocales de las canciones flamencas, como son; las bulerías, los fandangos, las fabras,… Cuando un cantaor se arrancaba con una canción sin acompañamiento instrumental, se decía que estaba cantando a palo seco.

En cualquier caso, las dos historias hacen referencia a la acción de hacer algo sin ayuda de nada más. Como, por ejemplo, tomarse un whisky sin agua ni nada que lo rebaje.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*