Orduña en la literatura.

Los que me seguís en esta andadura ya sabéis que, recientemente, he comenzado a leer una novela de cada provincia con el objetivo de ir visitando cada una de las localizaciones. Es lo que he llamado el reto viajero.

Reto viajero

Para poder cumplir con esta alocada idea estoy necesitando ayuda para encontrar libros de algunas de las provincias, entre ellas Bizkaia. Como suele ocurrir, una idea te va llevando a otra y buscando por la web novelas ambientadas en mi tierra me di cuenta, con espanto, de que no había tenido en cuenta mi preciosa ciudad. Para ser honestos, no es que se me hubiera olvidado, simplemente pensé que no tendría sentido organizar una excursión a Orduña cuando como allí todos los domingos. Pero entonces, tuve una idea mejor. Si bien mi bella ciudad quedará fuera del reto viajero, me voy a proponer buscar novelas ambientadas en ella. También para eso pedí ayuda a mis vecinos. La implicación ha sido tan grande que los títulos que he anotado me van a dar para más de un post. De momento, voy a comenzar con las escritas por Jose Luís Urrutia.

La primera de las novelas ambientadas en Orduña forma parte de la saga de El Ayalés. Se trata de una historia que cuenta la vida de Elías Aldama desde su nacimiento en el Valle de Ayala hasta su radical cambio de vida en el Reino de Granada.

Sinopsis: Elías de Aldama es el hijo menor de una familia de campesinos descendientes de hidalgos. Elías nació en una época de sangrientas luchas entre banderizos, de una lenta recuperación de la crisis y de disputas por el trono de Castilla. En un caserío rodeado de boscosos montes, su niñez transcurría junto a su tierna madre, a sus hermanos mayores y junto a un padre obsesionado por el honor y el orgullo de pertenecer a la Tierra de Ayala. 

Sinopsis: Durante la guerra por el trono de Castilla entre Isabel I y Juana la Beltraneja, la ciudad de Orduña fue utilizada por ambos bandos como moneda de cambio para contentar bien al Señorío de Vizcaya, bien al Señor de Ayala, dependiendo del momento. Esta situación propició, en 1477, a uno de los sucesos más violentos y crueles de la historia de esta ciudad: un brutal saqueo a cargo del mariscal García López de Ayala y del conde de Treviño. Mientras los poderosos se repartían la tierra, el joven Elías de Aldama hubo de abandonar su caserío en los bosques de Lezama.

Es en este segundo libro de la saga donde el autor se detiene en Orduña para contarnos, de forma novelada, parte de su historia. Como orduñesa no puedo estar más orgullosa de la importancia que, a lo largo de los siglos, ha tenido mi ciudad y cuyas huellas todavía se dejan ver entre los edificios de su casco antiguo. No en vano, Orduña sigue siendo la única ciudad de Bizkaia (si no lo digo reviento ;))

Sinopsis: La obsesión de Elías por conocer el mundo más allá de la Tierra de Ayala pudo más que todas las ataduras que le unían a su tierra. En Burgos le esperaba Guzmán Manrique, su maestro y valedor, quien le brindó su casa, su familia y su ayuda, confiado en poder brindarle un porvenir digno en una ciudad que se recuperaba de largos años de guerras, hambrunas y pestes. Pero la vida en Burgos no resultó como ambos esperaban. Nada ni nadie, consiguieron que Elías de Aldama, conocido por todos como El Ayales, renunciara a un destino que se obstinaba en condenarle a permanecer lejos de Ayala.

Sinopsis: La campaña contra el Reino de Granada se convierte para Elías de Aldama en un laberinto sin salida. El contacto con otra cultura y otras costumbres marcará su carácter y su forma de ver el mundo. En el trasiego de su nueva vida,una imagen permanecerá inalterable: la de Lanzuri, su caserío, en los bosques de su amada Tierra de Ayala.

Reconozco que no conocía estos libros hasta que una vecina de Orduña me los ha escrito por Facebook. Para poder escribir sobre ellos he tenido que buscar información en Internet y tan solo sé de ellos lo que os he escrito en las sinopsis pero, no exagero cuando digo que me han entrado muchas ganas de leerlos. No solo porque hablen de mi ciudad, aunque ese es un punto importante, sino porque además tratan una parte de la historia que me encanta, la del reinado de Isabel la Católica, y porque es una saga que pinta muy bien. No sé cuando ni cuanto tardaré, pero estos títulos ya están apuntados en la lista de pendientes.

El siguiente libro ambientado en Orduña es El inquilino del balneario de Orduña, también de Jose Luís Urrutia.

Sinopsis: Orduña una pequeña ciudad al pie de la Sierra Salvada, en Bizkaia, había gozado un siglo atrás de gran renombre gracias a su famoso balneario.  Con intención de recuperar el prestigio perdido, los actuales responsables municipales deciden abrir de nuevo el balneario, pero esta vez en el centro de la ciudad, concretamente en el edificio de la antigua Aduana. A unos días de su inauguración oficial, en la que se espera la presencia del Lehendakari, las fugaces apariciones de un extraño individuo por las salas del balneario hacen sospechar a las autoridades locales. A pesar de que la ertzaintza encargados del caso no tarda en encauzar las investigaciones por el buen camino, todos están lejos de imaginar lo que les espera.

Esta novela llama menos mi atención que las anteriores. No puedo prometer que la vaya a leer, son demasiados libros y muy poco tiempo, pero si alguien ya la ha terminado quizá pueda ayudarme a decidir si merece la pena o no. Lo que sí me gusta de este libro es que sitúa Orduña en el mapa. Si alguien tiene pensado visitar Bizkaia a través de sus libros no podrá dejar pasar ninguna de las novelas de las que aquí os he hablado. Es una idea que lanzo por si alguien la quiere recoger.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*