“Nadie puede pensar, en el siglo XXI, que el asesino de tres niñas es el Basajaun”, Toti Matínez de Lecea.

Dolores Redondo no estaba invitada a la cita con el género negro que ha tenido lugar este fin de semana el la localidad vizcaína de Plentzia, aun así, estuvo muy presente en ella.

Los que si estuvieron en la primera mesa redonda de Bruma Negra fueron los autores de novela negra Javier Abasolo, Toti Martínez de Lecea, Aritza Bergara y Javier Sagastiberri. Los cuatro han publicado una novela de este género recientemente, hablaremos más adelante de ellas, y los cuatro respondieron a las preguntas de la moderadora.

Bruma Negra I

La primera de esas preguntas fue muy precisa; ¿Existe la novela negra vasca?

Ante esta pregunta los cuatro autores respondieron rotundamente que sí, que mientras haya un escritor que escriba novela negra ésta existirá. El debate surge si hablamos sobre las diferencias entre los distintos lugares dónde se escribe novela negra. Tanto Aritza Bergara como Javier Sagastiberri consideran que, aunque el hecho de cometer un crimen es el mismo en cualquier parte del mundo, un autor no puede evitar trasladar el sentir, los paisajes, las costumbres,… del lugar y de la sociedad en la que vive. Por este motivo, creen que la novela negra vasca es diferente a la del resto de lugares. Toti Martínez de Lecea, sin embargo, expresó su opinión de que, para ella, todas las novelas negras parecen iguales, de hecho le da mucha rabia que siempre atrapen al asesino.

En cuanto a Bilbao como localización para una novela negra, esto es lo que respondieron los cuatro autores.

Tanto Javier Abasolo como Aritza Bergara coincidieron en que Bilbao está muy por detrás de Barcelona como sede del crimen literario. Abasolo destacó, además, que Bilbao ahora está demasiado bonita para ser escenario de brutales asesinatos que, quizá, el Bilbao sucio y gris de antes era un escenario más propicio.

TFGP.
TFGP.

En este contexto de localizaciones fue inevitable nombrar el Baztan. Toti Martínez de Lecea dejó claro que no le ha gustado en absoluto la trilogía de Dolores Redondo. Desde su parecer la mezcla de lo tradicional con la novela negra responde a una estrategia de las editoriales para vender muchos libros en el País Vasco, territorio que ocupa el tercer lugar en número de lectores en España por detrás de Madrid y Barcelona. La autora fue dura con sus palabras hacia estas novelas por considerar que no son rigurosas a la hora de explicar la mitología vasca, ya que el Basajaun no es típico del Baztan, y se le hace muy difícil creer que en pleno siglo XXI alguien pueda atribuir a un personaje mitológico los crímenes de tres niñas.

En este punto Javier Sagastiberri quiso romper una lanza en favor de Dolores Redondo afirmando que en literatura lo importante no es que lo que cuentas sea real sino que sea verosímil y que Redondo ha conseguido esa verosimilitud en su historia. Aseguró Sagastiberri que algo ha debido de hacer bien cuando ha conectado con el público.

En cuanto a la pregunta de por qué gusta tanto el crimen en la literatura los cuatro lo tuvieron claro; al lector le gusta por el juego de adivinar quien es el asesino, mientras que al autor le gusta escribir sobre crímenes por el poder que eso le otorga. La capacidad de crear y quitar la vida a sus personajes les hace sentir como si fueran Dioses.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*