Mi noche de difuntos junto a un buen libro.

He querido esperar a terminar de leer Eterna Juventud, de Reyes Vázquez, para hablaros de como pasé la noche de difuntos y, de paso, comentar si me ha gustado el libro o no.

En cuanto a lo primero, los que soléis pasar por aquí, ya sabéis que este año decidí pasar esta terrorífica noche del año sola, con la única compañía de un libro de miedo. Después de varios días barajando varias opciones me decidí por Eterna Juventud.

Razones por las que elegí Eterna Juventud.

Tengo que decir que la novela se lee rápidamente, no terminé esa misma noche, pero para el lunes ya conocía el final. A grandes rasgos la novela me ha parecido muy entretenida, aunque debo admitir que miedo no he pasado. A pesar de su sugerente portada, se trata de una novela juvenil, dirigida a un público pre-adolescente, por lo que las escenas de verdadera tensión se puede contar con los dedos. Más que una novela de miedo, yo diría que es una novela fantástica, es cierto que hay alguna muerte y sale una bruja, pero no se crea ambiente de terror en ningún momento.

En cuanto al desarrollo de la historia, es muy repetitivo. Todos los asesinatos se dan de la misma manera, lo más sorprendente quizá sea el final, y aun así, hay cosas que no me han quedado demasiado claras, puede que se trate de un final abierto a una segunda parte.

En definitiva, me ha gustado la historia y me ha hecho pasar un buen rato, pero no me ha quitado el sueño. Quizá la gente más joven no opine lo mismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*