Las matan callando; Susana Rodríguez Lezaun

Ya no quedan casetas en el Arenal de Bilbao. Ayer, a la vuelta del trabajo, pude ver desde la ventanilla del bus como los operarios iban desmontando los puestos y la Feria iba, poco a poco, desapareciendo. Sin embargo, yo todavía tengo muchas cosas que contar sobre las presentaciones y las conferencias que han tenido lugar estos días en Bilbao. No he podido acudir a la mayoría de ellas, por la fiebre, pero eso no me impide contaros cuáles son las novelas que han protagonizado esta feria.

De entre todos los géneros literarios que existen, la novela negra ha sido la que más espacio ha ocupado en esta edición de la Feria del Libro de Bilbao. El otro día ya os hablé de las novelas de María Oruña, y hoy le toca el turno a Susana Rodríguez Lezaun.

Las matan callando; María Oruña

Susana Rodríguez Lezaun

Nacida en Pamplona, la gran pasión de Susana Rodríguez Lezaun siempre ha sido contar historias. Primero historias reales, las que escribía en los diarios en los que ha trabajado, y después, ficticias; las de sus novelas.

La primera de ellas fue Sin retorno. Publicada en 2015 supuso la entrada de Susana Rodríguez Lezaun en el mundo de la literatura, concretamente, de la literatura negra.

Sinopsis: Hace tiempo que Irene Ochoa se siente atrapada en un callejón sin salida cuyos muros se estrechan a medida que los abusos por parte de Marcos, su marido, se convierten en una rutina. No tiene más armas que su instinto de supervivencia. No hay otra opción: la vida de Marcos o la suya. La oportunidad se presenta un miércoles, cuando él llega más borracho de lo normal y, tras un par de tragos, se queda profundamente dormido. Horas más tarde, los bomberos y la policía investigan las causas del incendio que se ha cobrado la vida de Marcos. Todo ha salido según lo planeado, pero hay algo que Irene no puede controlar. Aquella misma noche en la que apenas empieza a saborear la libertad conoce al hombre que podría arrebatársela: el inspector David Vázquez, el encargado del caso. Empieza así una relación marcada por la pasión, el anhelo y el peligro. Mientras Pamplona sigue conmocionada por el accidente, el inspector Vázquez deberá resolver uno de los casos más escabrosos de su carrera: varios peregrinos del camino de Santiago han aparecido muertos en Roncesvalles, a solo unos kilómetros, y todo apunta a que ha sido obra de un asesino en serie.

Sin retorno es una historia que tiene de todo; pasión, crímenes, tragedia y una investigación que transcurre en el Camino de Santiago. El éxito de esta novela llevó a Susana Rodríguez Lezaun a escribir una segunda novela protagonizada por los mismos personajes. Así nació Deudas del frío.

Sinopsis: Jorge Viamonte, el presidente del Banco Hispano-Francés, es asesinado en Berriozar, a las afueras de Pamplona. Allí debía reunirse con su hermano Lucas, un vagabundo alcohólico con quien solo se hablaba cuando este necesitaba dinero. Pero Lucas no aparece, y el banquero se descubre solo en el peligroso y abandonado barrio. Solo el silbido de una bala mortal parece demostrar que Viamonte, lo supiera o no, estaba acompañado. El inspector David Vázquez toma las riendas de una investigación cuyas raíces parecen hundirse hasta lo más profundo de los fundamentos sobre los que asienta la corrompida sociedad española. Mientras, su amada Irene Ochoa lucha por borrar las últimas huellas de un pasado criminal que la persigue.

Una segunda novela que cosechó el mismo éxito que la primera y que dejó la puerta abierta a una continuación. Continuación que bajo el título de Te veré esta noche va cerrando el círculo que se abrió con el primer libro.

Sinopsis: Raquel Gimeno viaja en coche con su familia. Sus dos hijos y su madre descansan detrás mientras su marido conduce a su lado. Agotada por los preparativos del traslado, cierra los ojos y se queda profundamente dormida. Al despertar, se encuentra en un descampado. Aún dentro del vehículo. Pero sola. Su familia ha desaparecido sin dejar rastro. El caso es asignado al inspector Vázquez. Sin embargo, David no está pasando por su mejor momento. Su prometida, Irene Ochoa, también se ha esfumado, acusada de asesinato.

No puedo empezar otra saga, de verdad que me resulta imposible. Estas novelas tienen muy buena pinta pero tengo que terminar las que ya tengo empezadas antes de meterme en nuevos jardines. En cualquier caso, a ver si para el año que viene tengo menos lecturas pendientes y puedo apuntar estas en la lista de pendientes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*