La @ ya existía en 1536

Os voy a hacer una confesión… las frases que analizo en ésta sección no siempre se me ocurren en una charla con amigos, viendo la tele o disfrutando de un buen libro. Hay veces que sí, claro, pero otras me siento delante del ordenador y me pongo a buscar alguna que llame mi atención. Teniendo en cuenta que llevo con esto ya varios años, cada vez me resulta más difícil encontrar algo que merezca la pena. Así que hoy, os voy a contar algo que, aunque se desvía un poco del contenido habitual de los viernes, creo que os parecerá interesante. Se trata, ni más ni menos, que del origen de la arroba.

Tengo que admitir que yo pensaba que la @ se había inventado a la vez que los correos electrónicos, pero resulta que no, que se trata de un símbolo cuya primera aparición escrita data de 1536. Muchos historiadores coinciden en que el origen del término viene de la palabra árabe ar-roub, que significa cuarta parte. En cuanto a la forma de escribirse; @, los expertos consideran que éste símbolo lo inventaron los monjes dedicados a la copia de documentos. Eran tantos los textos que tenían que escribir que ideaban formas de ahorrar tiempo y energías, más o menos como hacemos a la hora de coger apuntes en la uni. Así, la preposición latina ad, que significa hacia o hasta, comenzó a escribirse utilizando la arroba.

Con el paso del tiempo, este carácter comenzó también a utilizarse en la escritura de cartas. Se ponía una @ al inicio del nombre del destinatario, como hacemos en Twitter pero escrito con pluma. No hemos inventado nada…

En cuanto al uso de la arroba en las direcciones de correo electrónico, su utilización es casual. En EEUU, durante mucho tiempo se utilizó la arroba para indicar el precio unitario de las cosas, así, se podían ver escritas instrucciones como 20 cajas @ 5 dólares, lo que significaba que ese era el precio de cada una de ellas. Tan popular se hizo está forma de contar que el símbolo estaba incluido en las máquinas de escribir. Cuando éstas dieron paso a los ordenadores, los teclados se copiaron tal cual, solo que, en aquella época, la @ ya no se utilizaba. De ésta manera, cuando se buscó un carácter para la creación de direcciones mail, en vez de usar un asterisco o una almohadilla, que ya se utilizaban para otras cosas, se eligió el único símbolo que no parecía servir para nada.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*