La red púrpura, Carmen Mola

No hace mucho que os recomendé La novia gitana de Carmen Mola. Todavía no he tenido opción de echarle el guante aunque no descarto que, tras La Reina del Sur de Pérez-Reverte que tengo que leer para el Club de Lectura, sea mi siguiente novela.

La novia gitana, Carmen Mola

Como ya os dije en aquella ocasión, os recomendé La novia gitana porque mi prima Cris no hace más que hablar de él. A eso hay que sumarle la intriga que suscita que, en un tiempo donde todo el mundo plasma en las redes sociales sus méritos, todavía no sepamos quien es realmente la autora.

Ahora, tras el éxito de esta primera novela llega La red púrpura, y promete ser, por lo menos, igual de buena que la primera historia.

 

Sinopsis: Un día tórrido de verano la inspectora Elena Blanco, al frente de la Brigada de Análisis de Casos, irrumpe en la vivienda de una familia de clase media y llega hasta la habitación del hijo adolescente. En la pantalla de su ordenador se confirma lo que temían: el chico está viendo una sesión snuff en directo en la que dos encapuchados torturan a una chica. Impotentes, presencian cómo el sádico espectáculo continúa hasta la muerte de la víctima de la que, de momento, no conocen el nombre. ¿Cuántas antes que ella habrán caído en manos de la Red Púrpura? La BAC ha estado investigando a esta siniestra organización desde que salió a relucir en el caso de la novia gitana. Durante meses ha recopilado información de este grupo que trafica con vídeos de violencia extrema en la Deep Web, la cara oculta de la Red. Y a lo largo de todo este tiempo, Elena Blanco ha mantenido en secreto, incluso para su compañero el subinspector Zárate, su mayor descubrimiento y temor: que la desaparición de su hijo Lucas cuando no era más que un niño pueda estar relacionada con esa trama macabra. ¿Dónde está? ¿Quién es realmente ahora? ¿Y cuáles son los límites que está dispuesta a transgredir para llegar a la verdad?

Junto con La novia gitana, La red púrpura ya se encuentra en mi lista de lecturas pendientes. Espero poder empezar con alguna de ellas antes del verano.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*