La ciudad y los perros, Mario Vargas Llosa

La ciudad y los perros, de Mario Vargas Llosa, es uno de esos libros que da sentido al reto de lectura marcado para este año.

Reto 2017

Y digo esto porque es la clase de novela que yo no hubiera elegido nunca de no ser porque, en el reto, me he marcado leer el primer libro de un autor conocido. Con La ciudad y los perros maté dos pájaros de un tiro, ya que se trata de la primera novela publicada de Vargas Llosa que, además, es un autor que ha sido galardonado con el Nobel de Literatura.

Y no solo no la hubiera elegido, además, si no llega a ser porque estaba marcado en el reto, no hubiera pasado de las 50 primeras páginas. Tengo que admitir que hasta que no llegué a la mitad de la novela no tenía muy claro cual era el argumento. No estaba entendiendo la historia, no encontraba conexión entre las diferentes partes que se narran en ella. Pero… quiero cumplir con el reto y, además, no sé dejar un libro a medias.

Y menos mal que seguí adelante. Si bien es verdad que la primera mitad puede causar un poco de confusión, a medida que se avanza en la historia ésta se va poniendo más interesante. Tanto es así que, una vez terminada, me dio hasta pena despedirme de los protagonistas.

Sinopsis: La ciudad y los perros habla de la crueldad ejercida a un grupo de alumnos del Colegio Militar Leoncio Prado. Es, además, una crítica al concepto erróneo de la virilidad, de sus funciones y de las consecuencias de una educación castrense con la que se pretende formar hombres.

Esta novela, que fue publicada en 1962, cuenta problemas de convivencia que se dan en muchas instituciones, problemas que siguen vigentes hoy en día. En sus páginas se habla del blindaje de las escuelas (en este caso militares, pero extrapolable a las civiles) ante casos de abusos a sus alumnos. Todos se cubren las espaldas y prima el honor y el prestigio de la institución frente a la justicia sobre los desmanes que allí ocurren. Se premia la lealtad a los centros donde se dan esos abusos y se castiga a los que quieren denunciar lo que realmente ocurre en ellos. Sin duda no hemos aprendido nada en todos estos años.

Soy consciente de que su lectura resulta pesada al principio pero, sin duda, es un libro que merece mucho la pena leer.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*