“Nos gusta la novela euskandinava porque la idiosincrasia nórdica es muy parecida a la nuestra” Ibon Martín

Tuvimos el placer, Ramón y yo, de poder acudir el viernes a la presentación de La Jaula de Sal, la nueva novela protagonizada por Leire Altuna y escrita por Ibon Martín. La verdad es que siempre es una gozada poder escuchar a Ibon Martín hablar de su trabajo. Quizá por eso, porque escribe como habla, sus libros se encuentran entre los más vendidos en las librerías del País Vasco y Navarra, lugares en los que localiza sus historias.

La importancia de las localizaciones

Es posible que aunque no hayáis leído ninguna de sus novelas -todavía quedará alguien- os suene su nombre. Ibon Martín ha escrito, durante años, guías de viaje y de excursiones por País Vasco y Navarra. Quizá por eso, para este autor las localizaciones y el paisaje donde transcurren sus tramas son tan importantes, o más, como los propios protagonistas. Tanto es así, que primero busca los escenarios y después va tejiendo la historia alrededor de ellos.

Desde luego son lugares que no dejan indiferente a nadie y que han provocado que sus lectores tengan ganas de ir a visitarlos. Sin ir más lejos, nosotros elegimos El Faro del Silencio como segunda etapa del Reto Viajero y nos fuimos a Pasaia, en Gipuzkoa, a grabar.

Son rutas que puedes hacer por tu cuenta porque están muy bien señalizadas y descritas en los libros, no tienen pérdida. Pero, si lo prefieres, también puedes ponerte en contacto con alguna librería de Gipuzkoa y averiguar si están organizando alguna excursión.

Estos paseos son una bonita experiencia tanto para los lectores, como para el propio Ibon Martin que reconoce estar encantado de poder pasear con los lectores y charlar sobre sus libros como si estuviera, realmente, entre amigos.

De las guías de viaje a las novelas

Durante años, Ibon Martín se ha dedicado a escribir guías de viajes y excursiones por Euskal Herría. Seguro que te suenan. Son unos libritos pequeños que recogen recorridos con leyendas, montes, lugares mitológicos…

 

Cuando Martín se desplazaba a estos lugares para escribir en su cuaderno su descripción, la intención no era solo la de mostrar lugares bonitos de su tierra y explicar como llegar hasta allí. Él quería dar un paso más, quería descubrir parte de nuestra historia y contársela a las personas que se acercarán hasta allí. Por eso, cuando se encontró delante de una antigua ferrería, él se la imaginaba funcionando, y se imaginaba a los peones que acudían allí a trabajar, a las mujeres que se quedaban en casa encargándose de los niños y quizá, elaborando algo de sidra para poder vender y ganar algo más de dinero. Imaginando como sería esta vida pasó cinco años delante de un teclado. El resultado, fue una novela espectacular titulada El valle sin nombre.

El valle sin nombre, Ibon Martin

El valle sin nombre es una novela histórica, sin embargo, desde hace cuatro años Ibon Martin se dedica a la novela negra. El salto de un género a otro lo explica de una forma muy sencilla; cuando escribió la primera, la novela histórica era su lectura favorita. Sin embargo, uno también evoluciona como lector y va cambiando de gustos con el paso del tiempo, por eso, al ponerse delante del teclado para escribir una nueva trama se decantó por probar con el género que estaba empezando a engancharlo a él; la novela negra.

La novela negra euskandinava

Las novelas que protagoniza Leire Altuna son novela negra de corte escandinavo. Recuerdan a las escritas por Camilla Lackberg, Asa Larsson,… para Ibon Martín que este tipo de novelas tengan tanto éxito en Euskadi no es casualidad. Él considera que nos gustan estas novelas porque nuestra forma de ser y nuestras costumbres tienen mucho que ver con las escandinavas. Cree, Martín, que los vascos estamos más cerca de nuestros vecinos del norte de Europa que de la cultura mediterránea y que por eso nos entendemos. Además, volviendo a su fascinación por los paisajes, cuenta que el clima de Euskal Herria favorece la creación de este tipo de tramas; los días grises y oscuros, o la niebla subiendo por los montes crean escenarios perfectos para que aparezca un cadáver.

 

Tanto éxito están teniendo estas novelas que Ibon ya ha bautizado el género como novela euskandinava. El único problema que le ve a este nuevo género son las competencias de los cuerpos de seguridad. Admite, entre risas, que en cuanto pisa la frontera entre País Vasco y Navarra se encuentra con problemas de comunicación y competencias entre los cuerpos y eso hace complicado situar lo crímenes fuera de un entorno muy concreto.

Cuatro años pensando como una mujer

La elección de Leire Altuna como protagonista de sus novelas no tuvo, como se puede pensar, nada que ver con el auge feminista que se está viviendo en los últimos años. Si bien Ibon Martín entiende que hay que dar más espacios a los personajes femeninos en la literatura, en su caso la elección de una mujer tuvo más que ver con sus sensaciones a la hora de escribir.

Afirma que, una de las cosas que más le gustó de crear la historia de Aitor en El valle sin nombre, fue la sensación de tener que pensar como una persona totalmente distinta a él y quería lo mismo a la hora de escribir el resto de sus novelas. La única manera de sentirse diferente escribiendo sobre un autor de novelas de cuarenta años que vive en la costa gipuzkoana a principios del siglo XXI es que este fuera una mujer.

 

La experiencia de ser Leire Altuna durante cinco horas al día de Lunes a Viernes ha debido ser gratificante para Ibon Martín. El faro del silencio estaba pensando para ser una única novela, pero tuvo tanto éxito y él disfrutó tanto al escribirla que Altuna ya lleva protagonizadas cuatro novelas. Sin embargo su autor considera que ya ha llegado el momento de darle un descanso. Esto no significa que no vaya a haber más tramas con ella como protagonista pero, de momento, Leire Altuna se toma unas vacaciones.

2 Comments

    • Las historias son independientes unas de otras, pero sí es cierto que hay un hilo conductor, la vida personal de la protagonista, que es continuado en todas las novelas. Para disfrutar al máximo de ellas yo te recomiendo que las leas en orden, creo que así te meterás más en la historia. Como veo que tienes en tu poder el cuarto… puedes pasar por la biblioteca a por los demás. Si no los tienen, pregunta a ver si los pueden pedir a otros centros de la provincia, en Bizkaia lo hacen.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*