Hay que matarlos a todos, Héctor Carré

Recibí Hay que matarlos a todos, de Héctor Carré, a principios de este año. Ahora mismo no recuerdo el mes pero sé que hacía frío porque tuve que ir a buscarlo muy lejos de mi casa y recuerdo el mal tiempo que hacía. Claro que eso en Bilbao no significa nada, podría haber sido agosto y el clima hubiera sido igual de malo. El caso es que estoy segura de que fue a lo largo del primer trimestre del año.

“38 periodistas muertos y 375 encarcelados. Es el precio que se paga por publicar lo que los poderosos quieren ocultar” Héctor Carré

Normalmente me llegan bastante libros de autores que se encuentran promocionando sus obras y quieren que lea sus novelas para reseñarlas en el blog. Lamentablemente a muchos de ellos tengo que decirles que no puedo porque no me dan las horas del día para hacerlo todo. Me da mucha rabia tener que rechazar lecturas pero no siempre me puedo comprometer hacer el trabajo que ellos esperan y merecen. Sin embargo, con Hay que matarlos a todos decidí que sacaría tiempo para ella. La portada del libro resulta muy potente visualmente, o eso me pareció a mí, y cuando leí la sinopsis ya no pude decir que no. Es cierto que no sabía cuando iba a tener tiempo para dedicarle, pero ya sacaría algún rato.

Sinopsis: Año 2012. Ernesto y Tesa graban al heredero de la corona de España atropellando mortalmente a un peatón. Cuando intentan vender el vídeo con la ayuda del periodista Néstor Varela, son perseguidos por Toni Capelán, un agente del CNI. Los que mandan en el servicio secreto están nerviosos porque la publicación del vídeo podría desestabilizar el estado y perjudicar sus ambiciones personales. Toni se resiste a matarlos a todos, ¿hasta cuándo…?

No ha sido hasta estas vacaciones cuando, por fin, he podido sacar la novela de la estantería donde estaba guardada y empezar a leerla. La verdad es que su lectura atrapa tanto y resulta tan fácil que en un par de días ya me la había ventilado.  La trama del libro ha hecho que me retrotraiga a mis años de estudiante, cuando todavía tenía ilusión por convertirme en una periodista valiente capaz de contar lo que nadie se atreve. Hace ya muchos años de eso pero su lectura ha logrado que vuelva a sentir la adrenalina con la que soñaba cuando era más joven. Hay que matarlos a todos quizá no se convierta nunca en una joya de la literatura española pero, desde luego, a mí me ha hecho sentir muchas cosas y eso es lo importante de las novelas ¿no? que consigan hacer sentir emociones al lector. En lo que sí debería convertirse esta historia es en película. Está escrita de manera muy visual, no creo que costara demasiado adaptarla al cine. Sería un buen largometraje.

Me alegro de haber pedido a la editorial que me enviaran la versión en papel, así puedo tener el libro físico guardado en mi casa. Cada vez acudo más a las bibliotecas porque ya casi no me queda espacio para más libros pero todavía les hago un hueco a las historias que consiguen el efecto que Hay que matarlos a todos ha conseguido causar en mí.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*