Hacer el Agosto, ¿De dónde viene esta expresión?

Es decir que me quedo sin ideas para esta sección y, de repente, empiezo a ver nuevas frases por todas partes. La última la he encontrado leyendo Limpieza de sangre, de Arturo Pérez-Reverte, cuando dice que, en tiempos de Felipe IV, los vendedores de chuches y dulces hacían su Agosto cuando se celebraban autos de fe en la Plaza Mayor. Hacer el Agosto es algo que se sigue diciendo mucho, así que, me he puesto manos a la obra y aquí está el origen de esta frase hecha.

Los expertos aseguran que esta frase tiene su origen en el mundo rural, concretamente entre los agricultores que recogían grano, aceitunas y uvas en los meses de verano. Era en el mes de Agosto cuando, si la cosecha había sido buena, los trabajadores del campo recibían pingües beneficios con sus productos.

Según la revista Muy Interesante, la mención al mes de Agosto como periodo fructífero para las ganancias ya se hacía en un refrán muy antiguo que rezaba de la siguiente manera; Agosto y vendimia no es cada día, y sí cada año, unos con provecho y otros con daño. Con el paso del tiempo la expresión se fue modificando, aunque sin perder del todo la esencia. Así, Miguel de Cervantes en su obra La gitanilla también hace referencia a esta expresión en una versión un poco más larga que la actual; Y así granizaron sobre ella (sobre Preciosa) cuartos, que la vieja no se daba manos a cogerlos. Hecho, pues, su agosto y su vendimia, repicó Preciosa sus sonajas.

Actualmente esta frase nos ha llegado de manera bastante más breve a la original. Sin embargo, la esencia y el significado sigue siendo el mismo, alguien hace su Agosto cuando recibe una gran cantidad de beneficios debido a una oportunidad bien aprovechada.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*