El Tribunal Negro, Antonio Orozco Guerrero

Últimamente la novela negra está copando las páginas de este blog. Me gusta ese género y en las últimas semanas estoy leyendo muchos libros de esa temática, por eso hoy me apetecía hablaros de otra cosa. He estado buscando alguna novela histórica con buena pinta para recomendaros y, aunque he encontrado un libro que parece interesante, no sé yo si he conseguido cambiar mucho de tema.

La novela de la que os voy a hablar hoy es El Tribunal Negro, de Antonio Orozco Guerrero. Leyendo la sinopsis queda claro que se trata de un thriller religioso basado en un hecho histórico real. No es exactamente lo que buscaba pero, ha conseguido llamar mi atención.

Sinopsis: Tras la expulsión de todos los religiosos de los conventos de Cádiz, en agosto de 1835, aparece junto a los muros de la catedral un hombre atado a una silla y azotado. Lleva un sambenito y una coroza. Todo parece indicar que alguien ha creado un tribunal eclesiástico clandestino. Días después, el azotado aparece ahorcado en su casa. El Tribunal Negro ha dejado una nota que augura más muertes.
¿Existe realmente ese tribunal? ¿Quién lo ha organizado? ¿Por qué? Son preguntas que el jefe de policía Melitón Rechi y su agente Cándido Molina, junto a su amigo el beneficiado de la catedral José Lebrón, se hacen sin obtener respuesta, porque, cada vez que parecen acercarse a la verdad, esta se les escapa entre las manos. Y El Tribunal Negro puede volver a matar.

Sin duda la Iglesia es una fuente inagotable de inspiración para crear historias de suspense y misterio. Personalmente, me encantan este tipo de novelas y leo todas las que caen en mis manos. Así que El Tribunal Negro pasa a formar parte de esa inagotable lista de lectura pendientes.

En cuanto al autor, Antonio Orozco Guerrero; decir que es Licenciado en Geografía e Historia, por lo que el rigor en los hechos históricos que cuenta está garantizado. Sobre todo si tenemos en cuenta que su tesis trató, precisamente, sobre el conflicto entre la Iglesia y la secularización durante el Sexenio Democrático.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*