El tango de la guardia vieja, Arturo Pérez-Reverte

El reto de lectura que me he marcado para este 2.017 sigue estableciendo el criterio por el cual escojo los libros. Como ya sabéis, porque no os perdéis una sola entrada de este blog, este reto no solo consiste en leer 50 libros antes de que termine el año, además, entre todas las lecturas tengo que cumplir con 74 características ya marcadas de antemano.

Reto 2017

Uno de esos parámetros es el de leer un libro de mi autor favorito. Por supuesto, hay muchos autores que me gustan; Julia Navarro, Ramiro Pinilla, Toti Martinez de Lezea, Dolores Redondo,… la lista es bastante extensa. Sin embargo, a la hora de decir quien de todos es mi favorito no lo dudo ni un instante; Arturo Pérez-Reverte. Lo leo todo de él, sus novelas, sus artículos, sus twits,… si tuviera acceso a su lista de la compra también la leería. Aun así, y debido a que el reto me lleva la mayoría de las veces a leer autores nuevos para mí, hay bastantes obras de Reverte que se me han escapado. Una de las novelas que tenía pendientes de leer era El tango de la Guardia Vieja.

Sinopsis: El tango de la Guardia Vieja cuenta una turbia y apasionada historia de intrigas, traiciones y amor, que se prolonga durante cuatro décadas a través de un siglo convulso y fascinante, como fue el siglo XX. 

No es su mejor novela, pero hay que decir que El tango de la Guardia Vieja es fácil de leer y resulta entretenida. Una de las cosas que más me gusta de Pérez-Reverte es la complejidad de sus protagonistas. En muchas novelas, incluso en novelas de mucha calidad, los personajes tienden a ser o muy buenos o muy malos, sin embargo, las personalidades que crea Reverte suelen ser más complicadas. Suelen ser más realistas, no hay buenos ni malos, hay circunstancias y personas que reaccionan ante a ellas. Unas veces estas reacciones están movidas por la bondad y el amor, y otras por pasiones como el odio y la venganza. Independientemente de la trama de la historia, estas características de los personajes, a mi modo de ver, dan calidad a la novela. Este es el caso de El tango de la Guardia Vieja, lo importante no es tanto la intriga de lo que se cuenta como la evolución de los personajes a lo largo de su vida.

No recomendaría esta novela a alguien que no hubiera leído nada de Arturo Pérez-Reverte, creo que tiene otras bastante mejores como La reina del Sur, El club Dumas o El capitán Alatriste. Sin embargo, si puede ser una lectura fácil y entretenida para desconectar del trabajo y pasar un rato agradable.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*