El país escondido, Martin Abrisketa

Estos días Martin Abrisketa está presentando su nuevo libro El país escondido. Por cuestiones de horario de trabajo no voy a poder acudir a ninguno de los actos que se están organizando pero, eso no me va a impedir que me haga con esta novela y la devore. El país escondido es la segunda novela de este autor que me ganó para siempre con La lengua de los secretos. Como dije en la reseña que hice en su día, es uno de los mejores libros que he leído en mi vida.

La lengua de los secretos, Martin Abrisketa.

En El país escondido, Abrisketa vuelve a recurrir a la mirada de una niña para contar una dura historia. Es muy curioso ver como los niños son capaces de crear nuevos mundos cuando el que habitan se hace insostenible. Quizá eso sea lo mejor de la obra de este autor, como es capaz de plasmar toda esa imaginación tan complicada y sencilla a la vez.

SinposisMaggie es una niña muy tímida que vive en su mundo, protegida por una fantasía desbordante que entre otras cosas le hace creer que todo lo que dibuja con sus rotuladores mágicos se convierte en realidad. Es una suerte que vea la vida así, ya que su historia es triste: su madre la abandonó cuando era bebé y se ha criado con su abuelo, con el que se siente feliz en su castillo, en una casita diminuta. Pero el abuelo se está olvidando de quién es, padece demencia senil, y las asistentes sociales del ayuntamiento quieren separarlos, enviarlos a cada uno a un centro. Maggie no lo puede permitir, el abuelo es todo lo que tiene, y decide ir en busca de su madre, pues es la única que puede evitar que los separen. Ya no cree que sea una sirena, como le contaba el abuelo de pequeña; una sirena que tuvo que regresar al mar porque no podía respirar fuera del agua. Ha encontrado droga en una caja que le pertenecía y, desesperada, se lanza a las calles de aquel Bilbao de plomo con el propósito de dar con algún drogadicto que la conozca y los conduzca a ella. Afortunadamente, no está sola ante el peligro: la acompaña su abuelo, que disfruta de esa búsqueda por los bajos fondos de una ciudad llena de barricadas como si fuera una aventura fabulosa.
Le ayudarán también un vecino de su edad, tan inocente como ella, y un fantasma que vive en la pared de su dormitorio, con el que comparte todos sus secretos. Cuenta además con el poder de sus dibujos milagrosos, con los que intentará salvar su mundo, un mundo lleno de magia, del que, no obstante, deberá escapar para volver a ser feliz.

Tiene una pinta de novela lacrimógena de mucho cuidado. Normalmente no me gustan mucho los dramas, bastante disgustos da la vida como para ir buscándolos. Pero, estos libros son muy tiernos y, aunque siempre termino llorando por el metro y la gente me mira raro, la verdad es que son historias muy humanas que llegan al corazón.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*