El manuscrito carmesí, Antonio Gala

Lo digo cada vez que escribo alguna reseña sobre un libro que he leído siguiendo el reto 2017. El objetivo que busco conseguir con él es el de acercarme a nuevas lecturas y a autores que, aunque de primeras no me llaman la atención, acaben sorprendiéndome con sus novelas. El manuscrito carmesí es uno de esos libros por los que merece la pena haber tenido que aguantar lecturas menos agradables siguiendo las directrices del reto.

Reto 2017

Los parámetros que pretendía cumplir con él eran dos; leer un libro de un autor con mis mismas iniciales y que no me cayera bien. Antonio Gala cumple con las dos cosas; sus iniciales son A.G. y lo cierto es que no le soporto. No voy a entrar en si es buen escritor o no, simplemente no me cae bien. A pesar de tener estos sentimientos tan negativos hacía él debo decir que El manuscrito carmesí me ha encantado. Me acerqué a este libro sin tener ni idea de qué trataba. Sé que es muy conocido y, por supuesto, había escuchado su título muchas veces pero, de verdad, que desconocía su sinopsis. De haber sabido antes que habla de los últimos años del reino de Granada lo hubiera leído antes porque es una temática que me encanta.

 

SinopsisEn los papeles carmesíes que empleó la Cancillería de la Alhambra, Boabdil —el último sultán— da testimonio de su vida a la vez que la goza o la sufre. La luminosidad de sus recuerdos infantiles se oscurecerá pronto, al desplomársele sobre los hombros la responsabilidad de un reino desahuciado. Su formación de príncipe refinado y culto no le servirá para las tareas de gobierno; su actitud lírica la aniquilará fatídicamente una épica llamada a la derrota.

Como ya he dicho al principio, leer El manuscrito carmesí ha hecho que merezca la pena haber emprendido este reto y haber leído, por su culpa, cosas como 50 sombras liberadas. Me parece que la historia que cuenta está muy bien narrada. Las descripciones, sin ser tediosas, son capaces de hacer ver los escenarios en los que transcurre la trama. Si a eso le sumamos que la temática me apasiona y que cualquier excusa me parece buena para leer algo ambientado en La Alhambra, pues ya tenemos una novela perfecta para pasar las frías tardes de invierno. No he leído nada más de Antonio Gala pero, seguro, que en algún momento repito. Me ha sorprendido gratamente su literatura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*