¿De dónde viene la expresión montar un pollo?

Montar un pollo es una expresión cuyo significado no necesita demasiada explicación. Decimos que alguien nos monta un pollo cuando nos regaña de forma exagerada llamando la atención de todo el mundo. Sin embargo, no parece que haya mucha relación entre una buena bronca y un animal de granja. De hecho no hay ninguna. Y es que, el pollo que montamos cuando regañamos a alguien no se escribe pollo, sino poyo. Su significado, por tanto, nada tiene que ver con el animal y sí con la palabra podio, del latín podium.

Y volviendo a la expresión montar un pollo (con el paso del tiempo ha pasado a escribirse así), su origen está en los oradores del siglo XIX que montaban un pequeño podio portátil en las plazas y paseos para hablar a los ciudadanos de política.

La política siempre ha sido un tema delicado cuando se trata entre personas que no se conocen y que, seguramente, tienen ideas muy diferentes. Lo que empezaba como un sano debate sobre las medidas del partido gobernante, o sobre las ideas de la oposición, solía terminar a voz en grito, con insultos y hasta con golpes y puñetazos. En resumen, que cada vez que se colocaba un podio portátil, tanto el orador como los oyentes terminaban montando un buen pollo.

Como curiosidad, en el famoso parque de Londres; Hyde Park, existe uno de estos podios donde los ciudadanos pueden acudir a compartir sus ideas con el mundo. A este lugar se le conoce como Speakers’ Corner ( rincón del orador) y podría decirse que es el Twitter del siglo XX. Como tenemos un viaje planeado a Londres este verano, pasaremos por allí, quizá sea un buen lugar para hacer alguna reseña o recomendación. Ya se nos ocurrirá algo, lo grabaremos y lo compartiremos en el canal de Youtube para compartirlo no solo con los londinenses, que no nos van a entender, sino con el mundo entero.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*