Dónde el corazón te lleve, Susanna Tamaro

El Quijote me está costando más de lo esperado. Es por ese motivo que se me ha echado el lunes encima y no tengo ningún libro reciente que reseñar. Ha tocado echar mano de la librería que llevo en la memoria para buscar una novela sobre la que escribir, y me he acordado de Dónde el corazón te lleve.

Corazón

Comprar en La casa del libro

Sinopsis: Lo que no supimos decir nos dolerá eternamente y sólo el valor de un corazón abierto podrá liberarnos de esta congoja. Nuestros encuentros en la vida son un momento fugaz que debemos aprovechar con la verdad de la palabra y la sutileza de los sentimientos.
Viendo inminente el final de su vida, Olga decide escribir a su nieta una larga carta para dejar constancia de lo que ninguna de las dos ha sabido ni decir ni escuchar. Cuando la nieta regrese, sólo encontrará la relación de los pensamientos, sentimientos, delicadeza y esperanza, soledad y amargura que la vida ha ido tejiendo. Por la carta, se sabrá cuál fue la historia de la familia, las peleas con la hija muerta, los desencuentros y las heridas que nunca cicatrizaron.

Dónde el corazón te lleve es, posiblemente, la peor novela que he leído nunca. Y tú, lector, te preguntarás; si es tan mala ¿Por qué has pensado en ella para reseñarla? Pues porque es un libro que me persigue.

La primera vez que me lo encontré fue en casa de mis padres siendo yo una adolescente. Estaba buscando algo que leer y lo vi en la balda, entre los libros de mi madre. Me pareció un libro tremendamente aburrido en el que no pasa absolutamente nada. Sólo al final, parece que la historia comienza a coger ritmo, justo cuando se termina.

La segunda vez que lo vi fue en un piso compartido en Madrid. Me fui a vivir con dos amigos, por aquello de compartir gastos. Mi habitación todavía no estaba del todo disponible y uno de mis compañeros estaba pasando unos días con sus padres, así que esa primera semana me instalé en su habitación. Soy un poco cotilla, en lo que a estanterías de libros se refiere, y me puse a husmear en sus lecturas. Allí estaba, Dónde el corazón te lleve. Me sorprendió verlo allí, la biblioteca de mi amigo no era demasiado extensa y esta novela no es ni un best seller ni ningún clásico imprescindible, pero allí estaba. Le di una segunda oportunidad, ya se sabe, igual era muy joven cuando lo leí por primera vez y no lo entendí,… no pude ni acabarlo.

Pero ahí no queda la cosa y, es que de verdad que ,este libro me persigue. No hay feria del libro, da igual que sea nuevo o de segunda mano, en el que no me lo encuentre. De verdad. Lo veo en todas partes. La última fue en la Feria del libro viejo de Bilbao dónde tuve la oportunidad de comentar con una amiga que lo de esa novela conmigo, o lo mio con ella, empieza a ser enfermizo.

En cualquier caso, no he vuelto a leerlo, ni ganas tengo. Si lo veis por ahí, pues vosotros veréis, pero yo no perdería un segundo de mi tiempo en él.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*