Contrato con Dios, Juan Gómez-Jurado

Compré Contrato con Dios, de Juan Gómez-Jurado, hacer unos cuantos años en un puesto de libros de segunda mano. Cuando lo adquirí no conocía de nada al autor, lo reconozco, pero me llamó la atención el título. Los que seguís un poco mis redes sociales o este blog sabéis que la temática religiosa me gusta y que suelo leer muchas novelas de este tipo. Incluso he leído las de Dan Brown, que también sabéis que es un autor que al que detesto.

El caso es que Contrato con Dios ha estado durante mucho tiempo en la estantería de mi casa sin que me acordará de él. Son tantas las novelas que tengo en casa sin leer que ésta quedó enterrada en una pila de libros sin estrenar. Sin embargo, hace unos meses tuve la oportunidad de estar en una presentación de Juan Gómez-Jurado que hizo que Contrato con Dios ascendiera puestos en la lista de los pendientes.

Aquel día Juan Gómez-Jurado estaba hablando de otro de sus libros, concretamente de Cicatriz. Sin embargo, a lo largo de su charla con los lectores, salieron a relucir algunas de sus obras y algo en mi cerebro empezó a decirme que yo tenía un libro suyo. De haberme dado cuenta antes lo hubiera llevado para que me lo firmara porque Juan Gómez-Jurado causó una sensación tan buena en mí que inmediatamente empecé a seguirlo en Twitter y, una vez en casa, me puse a buscar su libro como una loca. Aun así, una vez rescatado, todavía tardé un poco en abrirlo, esta vez por las obligaciones del blog.

Así llegamos a Diciembre de 2.017. Para esa fecha el reto del año ya estaba perdido, por lo que decidí pasar de él y leer Contrato con Dios, que ya le tenía ganas.

Resultado del Reto de lectura 2.017

 

Sinopsis: El padre Anthony Fowler, espía del servicio secreto del Vaticano, cumple el encargo de encontrar a un antiguo criminal nazi que ha permanecido oculto durante décadas. Debe recuperar un objeto que años atrás había pertenecido a una familia judía víctima del Holocausto. El hallazgo, no obstante, será el desencadenante de una aventura que le llevará hasta el desierto de Jordania. Junto con un grupo de seleccionados (entre los que se encuentra Andrea Otero, periodista española y vieja co­nocida del padre) Fowler formará parte de la expedición Moisés, promovida por un misterioso millonario estadounidense. Su cometido no será otro que encontrar el Arca de la Alianza: una misión excitante en la que tendrán que lidiar con las inclemencias naturales del desierto, con los impedimentos gubernamentales y, sobre todo, con el traidor que se encuentra entre ellos.

En aquella presentación Juan Gómez-Jurado me causó tan buena sensación que las expectativas que me cree sobre sus obras eran muy altas. Esto es algo peligroso porque cuando uno se crea esas expectativas, si no se cumplen, la decepción puede ser grande aun tratándose de buenas novelas. Sin embargo, este no ha sido el caso con Contrato con Dios.

Leer esta novela ha sido todo un placer. Un placer que me ha durado poco porque es un libro que se lee muy rápido. Primero, porque engancha y segundo por que su lectura es muy sencilla.

La historia atrapa porque es rápida y porque sus capítulos son cortos. Este tipo de redacción da a las novelas un ritmo muy rápido que provoca el efecto leo uno más y apago la luz. Todos sabemos como acaba esto… con el reloj marcando las tres de la mañana y contigo todavía leyendo.

Si todavía queda alguien que no conozca a este autor yo lo recomiendo en todas sus facetas porque se trata de una persona muy divertida y muy interesante. Como este es un blog sobre libros… recomiendo los suyos. De momento, yo solo he leído uno pero tengo claro que Juan Gómez-Jurado se ha ganado un lugar privilegiado en mi biblioteca particular.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*