Coltán, Alberto Vázquez Figueroa

Bueno, aquí va mi primera colaboración, en cuanto a reseñas se refiere, dentro de La Página Número Trece. Hasta ahora solo había colaborado como chófer, aprendiz de cámara, director de fotografía que no sabe de fotografía,… en resumen, de chico para todo. Pero como la lectura también es una de mis pasiones  he caído en la tentación de, con la humilde intención de compartir mis impresiones, aportar mi granito de arena a este blog que tantas buenas cosas me ha dado como lector. Por cierto, soy Ramón, el que sale en algunos de los vídeos, generalmente conduciendo o con cara de circunstancias… Un saludo

Coltán, de Alberto Vazquez-Figueroa, es un libro que me ha enganchado desde el principio, tanto por la temática como por el encaje de varias historias, que en algunos momentos no parecen tener nada que ver aunque a medida que avanza el libro se va intuyendo su conexión. Aunque así lo indica su propio título, la novela menciona la problemática del coltán, una materia que aunque muy presente en nuestro día a día es poco conocida y menos aún lo que está generando. Sin embargo, aunque importante, no tiene un desarrollo extenso en la historia.

Sinopsis: A la vista de que el Gobierno de los EE.UU. piensa retirarse de Irak dejando tras de sí un rastro de muerte y destrucción, hemos decidido que la empresa culpable la Dall&Houston, de la que ustedes son los principales dirigentes y accionistas- reintegre los beneficios que ha obtenido de tan bárbara agresión. No es posible resucitar a los muertos, pero sí lo es reparar en parte los daños. Por ello, exigimos que devuelvan dichos beneficios, que hemos calculado en torno a los cien mil millones de dólares. De no aceptar nuestra justa demanda, cada dos semanas uno de ustedes será ejecutado; no importa lo que aleguen, dónde se oculten o cómo intenten protegerse. El dinero sucio de sangre, con sangre se limpia. Firmado: Aarohum Al Rashid.

El Congo y el coltán, la guerra de Irak y sus intereses económicos, y otros lugares de gran importancia en la historia reciente sirven para tramar una historia que va encajando y se enmaraña en lo que durante siglos ha podido ser una de las grandes dudas, ¿ocurren las cosas por casualidad? La verdad es que este libro nos lleva a pensar si pueden ser reales las teorías de la conspiración. O a preguntarnos quién gobierna el mundo. O si las decisiones que se toman son por el bien común y quiénes salen beneficiados cuando muchas de ellas nos llevan a crueles guerras.

Alberto Vazquez-Figueroa, teje una historia de historias que nos lleva por medio planeta y nos hace ver como lo que ocurre en un lugar del mundo puede ser la consecuencia de lo ocurrido al otro lado del océano y que a su vez, será la razón de lo que ocurrirá a cientos de kilómetros.

Es cierto que hay personajes que pueden parecer poco creíbles pero ¿cuántas veces hemos oído eso de no me puedo creer esto de tal o cual persona cuando creíamos conocerla? Pero bueno, es una novela de ficción a pesar de que contenga grandes trazas de realidad.

Durante todo el libro aprovecha hechos históricos para crear los relatos pero no deja de llamar la atención que situaciones que se cuentan siguen estando de actualidad, y debería hacernos pensar puesto que está escrito hace ya diez años, en 2008.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*