Carmen la rebelde, Pilar Eyre

Me vais a permitir que en esta reseña primero os cuente una pequeña anécdota. Como muchos de vosotros ya sabréis, este año me he propuesto leer a un autor y una autora con cada una de las letras del abecedario. No hace falta decir que llevo el reto bastante fatal, aunque esa es otra historia.

Reto 2019

Hay ocasiones en las que tengo muy claro qué novela quiero leer, sin embargo en otras me voy hasta la biblioteca, me planto delante de la letra que me corresponda y espero a que me llegue la inspiración. Eso es lo que hice con la letra E. Ya había leído Número Cero de Humberto Eco y me tocaba hacerme con el libro de una autora así que me fui a la biblioteca de mi pueblo, donde llevo sacando libros desde que me mude hace dos años, dispuesta a buscar una historia que me hiciera tilín. Cuál fue mi sorpresa cuando la bibliotecaria me dice que no puedo sacar ninguna novela porque mi carnet, con el que insisto llevo sacando libros dos años sin ningún problema, pertenece a otro municipio y tengo que hacerme uno nuevo. Lógicamente accedí a realizar el cambio, entiendo que si ahora vivo en Barakaldo mi carnet tendrá que se el de Barakaldo, lo que no me quedó tan claro es porque después de dos años sacando novelas sin problema de repente ya no podía acceder a ninguna hasta que no llegará la nueva identificación.

El caso es que yo ya me había encaprichado con una historia de Pilar Eyre. Reconozco que no había leído nada de esta autora porque escribe un género que no suele ir conmigo. Pero tras haberme ventilado en menos de 15 días una novela de narcos y otra de carácter histórico estaba como empachada de estos estilos. El libro que yo quería sacar era Mi color favorito es verte, porque me llamó mucho la atención su sinopsis.

 

Sinopsis: Pilar Eyre, una periodista madura y aún presa de una gran pasión por la vida, conoce, durante un verano en la Costa Brava, a Sébastien, un corresponsal de guerra francés de gran atractivo. Entre ellos surge un amor inesperado que los lleva a vivir tres días de intensa relación erótica y sentimental. Cuando Sébastien desaparece repentinamente, Pilar lo busca con desesperación siguiendo las pistas ambiguas que el periodista ha ido dejando a su paso, pero los resultados son cada vez más sorprendentes y misteriosos. Esta no es una bella historia de amor crepuscular, esta es una bella historia de amor entre una mujer que se atreve a llegar hasta el límite y un hombre secuestrado por unos sentimientos imprevistos.

Como no pude hacerme con él a través del préstamo me fui corriendo hasta la librería más cercana. Me había quedado sin lectura y eso es algo que llevo francamente mal. Estuve dando vueltas por las estanterías durante un tiempo y no veía nada que me llamara la atención. Me había encaprichado de una historia y si no era esa, ninguna me iba a satisfacer. No encontré la novela que tuve en mis manos en la biblioteca pero sí vi una edición de bolsillo de Carmen la rebelde. No sé si tenía ganas de otra novela histórica, pero aun así la compré.

 

Sinopsis: Los ojos del rey de España, Alfonso XIII, se clavaron en los de la actriz Carmen Ruiz Moragas y en ese preciso instante comenzó una pasión turbulenta, intensa y peligrosa, como el desdichado tiempo histórico que les tocó vivir. Carmen había tenido una vida azarosa y un matrimonio trágico con un famoso torero, y aunque el amor del rey era tan profundo y desenfrenado que estuvo a punto de convertirla en reina, ella se negó a renunciar a su profesión, su independencia y su libertad.

La protagonista me ganó desde las primeras páginas. Se trata de una historia basada en la vida de la actriz Carmen Ruiz Moragas y sus amoríos con Alfonso XIII. El desparpajo de la comedianta, al menos en la pluma de Pilar Eyre, es un aliciente más que suficiente para leer el libro.

La historia está llena de nombres conocidos como el de la periodista Carmen Burgos o el propio Fernando Fernán Gómez que nace mientras La Moragas vive su amor con el Rey. Además, el hecho de que la historia este basada en la vida real de esta actriz la hace todavía más atractiva.

Entre descaro y descaro también se narran momentos muy duros como su primer matrimonio en el que su marido la violaba y la maltrataba y como logró salir de esa situación y volver a disfrutar del amor y del sexo. También se deja ver, aunque de forma secundaria, como era la España anterior a la Guerra Civil. Como vivían las familias más humildes y cual era el papel de la mujer en dicha sociedad.

El papel del Rey también me ha encantado. No sé si será real o no pero me encaja perfectamente que no supiera ni vestirse solo. No sé como será ahora la realeza, no creo que exista alguien cuyo trabajo sera subirle la bragueta a Felipe VI, pero desde luego que sí es esa la imagen que nos trasladas las películas y series sobre los Monarcas antiguos.

Donde me pierdo un poco es con algunos personajes más secundarios. Con algunos me ha pasado que ha habido ocasiones que no sabía si hablaba de uno o de otro. También es verdad que no era algo que resultara fundamental para entender la trama y quizá por eso lo he pasado un poco por encima.

A grandes rasgos la novela me ha gustado mucho, si bien es verdad que las últimas páginas ya se me han hecho un poco pesadas. Eso no empaña mi opinión sobre esta historia, más bien es un problema mío que cuando veo que me falta poco para terminar un libro estoy deseando ya saltar al siguiente.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*