Aquí hay gato encerrado…

Los gatos son muy importantes dentro del lenguaje español, no en vano, son protagonistas de cantidad de expresiones y dichos populares.

No le busques tres pies al gato

¿Por qué cuando hay poca gente decimos que hay cuatro gatos?

Y estos son solo algunos ejemplos, porque existen muchos más; Llevarse el gato al agua, ponerle el cascabel al gato,… y la frase que vamos a tratar hoy; Aquí hay gato encerrado.

Utilizamos la expresión aquí hay gato encerrado cuando queremos decir que hay alguna cuestión oculta en el tema que estamos tratando. Cuando desconfiamos o pensamos que hay algo turbio en la situación que estamos viviendo.

El origen de esta frase hecha hay que buscarlo en los siglos XVI y XVII. En esa época, se puso de moda llamar gato a los sacos donde la gente guardaba el dinero. El Siglo de Oro fue también el siglo de los ladrones y bandidos por lo que, era normal, que las personas llevaran su gato escondido para evitar que se lo robaran. Con ánimo de descubrir el escondite, los ladrones fueron profesionalizando el arte de vigilar a sus víctimas para valorar si merecía la pena asaltarlas o eran tan pobres como ellos. Tan habitual llegó a ser esta táctica de espionaje que los amigos de lo ajeno comenzaron a utilizar la frase hay gato encerrado, para comunicar a sus complices si una persona llevaba dinero escondido.

Lo que no está tan claro es de donde vino la moda de llamar gato a esos saquitos-monedero. Algunas teorías afirman que se debe a que se confeccionaban con la piel de ese animal. Otras, sin embargo, aluden a los movimientos felinos de los ladrones que querían hacerse con dicho botín. No esta claro cual de las dos teorías es la correcta, si bien la RAE se inclina por esta segunda opción.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*