Algunos consejos para viajar a Marruecos

Marruecos es un país fascinante con paisajes, costumbres y gente maravillosa. Sin embargo, el choque cultural a veces puede resultar agotador. Acabo de pasar 5 días en Marrakech con una de mis mejores amigas y las dos hemos vuelto a casa cansadas del regateo constante y del acoso callejero al que te someten los vendedores para que entres en sus puestos.

En este post os voy a contar algunas de las cosas que nos han pasado a nosotras para que no caigáis en los mismos errores. También os digo que, a pesar de lo que pueda parecer después de leer estos consejos, viajar a Marruecos es una experiencia que nos ha gustado mucho, con la que nos hemos reído hasta llorar y que esperamos repetir en cuanto nos sea posible.

¿Es seguro viajar a Marruecos?

Uno de los miedos que tiene mucha gente a la hora de viajar a Marruecos es la seguridad. Solo puedo hablar de Marrakech, que es donde nosotras hemos estado, aunque nos hayamos movido para hacer alguna excursión, pero os aseguro que es una ciudad de lo más tranquila.

Un chico marroquí que conocimos en la  Plaza Jemaa El Fna, y que lleva unos 8 años viviendo en el País Vasco, nos explicó que en Marrakech es muy difícil que alguien te vaya a atracar o te vaya a agredir de alguna manera. Sin embargo, hay que estar muy atento porque lo que sí van a intentar todo el rato es estafaros.

Una de las reglas de oro para no soltar más dinero del necesario en Marrakech es no preguntar nunca por ninguna dirección. Si lo hacéis, os van a llevar muy amablemente a vuestro destino y a pediros dinero después. Incluso puede que sin mediar palabra se planten delante de vosotros, y como saben donde vais porque se lo habéis preguntado, cuando lleguéis al sitio también os pidan dinero argumentando que os han guiado hasta allí.

Nosotras, que como todo el mundo, nos perdimos un par de veces, preguntamos solo a camareros o a otros turistas. Al final, como todos vamos a ver las mismas cosas, muchos viajeros te pueden ayudar a encontrar lo que buscas.

Otra regla de oro para no sentir que os han tomado el pelo es preguntar siempre si la gestión que necesitas cuesta dinero y cuanto, ya sea preguntar por una calle o entrar en un baño a hacer pis. Todo esto debes dejarlo claro por adelantado. Lo mismo ocurre cuando vas a comprar, da igual que sea en el zoco o en una tienda. Siempre, siempre el precio por adelantado, luego si quieres regatear o no depende de ti.

Una cosa que sí quiero dejar clara es que, una vez cierras un precio son gente de palabra. Da igual el tiempo que te pases negociando, una vez se cierra el acuerdo no vuelven a regatear a la hora de darte las vueltas.

¿Dónde nos alojamos?

La clave de unas buenas vacaciones consiste en alojarse en un lugar limpio y céntrico. Lo más céntrico en Marrakech es la medina pero hay que tener que cuidado a la hora de contratar el Riad. Como ya os he dicho en el apartado anterior, Marrakech es una ciudad muy segura y no debéis tener miedo de que os vaya a pasar nada. Sin embargo, La Medina es un laberinto de calles y callejones en el que lo más fácil es perderse. Y de noche, con los puestos cerrados y nadie en la calle puede resultar un poco desesperante estar buscando tu alojamiento y no encontrarlo.

Mi recomendación es que, sin renunciar al encanto de los Riads, elijáis uno que esté cerca de la Plaza Jemaa El Fna y antes de salir como locos a explorar la ciudad, vayáis cogiendo referencias de tiendas o restaurantes que después os lleven de vuelta al alojamiento.

Otro consejo que creo que puede resultar valioso es que no paguéis vuestra estancia hasta el último día por lo que pueda pasar. Desde el Riad os dirán que es mejor hacerlo al llegar, pero si les decís que no tenéis el dinero suficiente no os pondrán pega y podréis saldar la cuenta antes de marcharos.

Nosotras lo hicimos así por casualidad, porque era cierto que no teníamos el dinero suficiente, y fue todo un acierto porque la noche que pasamos en el desierto ocuparon nuestra habitación con nuestras cosas dentro y, la verdad, no nos hizo ninguna gracia.

Esta es otra cuestión que debéis tener en cuenta. Si hacéis alguna excursión no entreguéis la llave de la habitación. Os la pedirán diciendo que es para limpiar, eso es lo que nos pasó a nosotras, y al llegar nos encontramos la sorpresa. La llave siempre, siempre con vosotros.

En cuanto al traslado desde el aeropuerto al Riad, nosotras lo hicimos a través de Booking y nos estafaron bien estafadas. Por eso, nuestra recomendación es que lo negociéis allí mismo y que no paguéis más de 120 dirhams hasta la Plaza Jemaa El Fna, y allí volváis a negociar las indicaciones hasta el Riad.

¿Cómo contratamos las excursiones?

En cuanto pongáis un pie en Marrakech empezaréis a ver oficinas donde contratar vuestras excursiones. Cualquiera de ellas puede ser tan buena como las demás. Lo importante es dejar bien claro el precio y compararlo con otras. Las excursiones son las mismas las hagas con quien las hagas, pero los precios sí pueden variar.

En cualquier caso, en los Riads también tenéis la posibilidad de cogerlas. Nosotras preguntamos por ellas nada más llegar y un chico nos las explicó de maravilla, con precio y todo. No nos volvimos locas y las contratamos allí mismo. Eso sí, no esperéis que os vayan a dar ningún tipo de ticket o factura ni nada por el estilo. Si lo pides te dirán que sí pero te marearan diciendo que a la vuelta, que el último día, que cuando vuelvas… y no lo verás jamás. Cualquier transacción se convierte en un acto de fe, aunque lo cierto es que con nosotras siempre se han portado bien ese sentido.

De toda la oferta de visitas que había en nuestro Riad elegimos la de pasar una noche en el desierto. En principio, en el folleto os pondrá que hay cosas que están incluidas en el precio y otras que no. No hagáis demasiado caso porque a cada paso os pondrán la mano para que les paguéis. A nosotras el guía nos pidió 3 euros para sacar unas entradas que no existían y en el desierto nos libramos de pagar a los de los camellos porque nos juntamos con una familia de catalanes que ya habían pagado y creo que se pensaron que íbamos con ellos. Hablando con los compañeros de excursión, a cada uno nos habían dicho una cosa diferente en cuanto a lo precios y a los pagos extra que debíamos hacer, así que no os sorprendáis cuando os digan que tenéis que abonar más cosas y poneos serios para que no os engañen más de la cuenta.

¿Cuánto dinero llevamos?

A la hora de pensar cuanto dinero os lleváis es importante saber que el cambio, más o menos es de 1 euro 10 dirhams. También debéis tener en cuenta que en muy pocos sitios os van da dejar pagar con tarjeta de crédito, por lo que es importante llevar efectivo.

Comer es muy barato en Marrakech. Quitando en algún sitio un poco más especial, por 15 euros comíamos las dos más que de sobra. De hecho, el principal gasto que teníamos a lo largo del día era el que hacíamos en agua. Para que os hagáis una idea, en cinco días hemos gastado algo más de 200 euros cada una en comida, agua y entradas a los sitios.

De todas formas, si necesitáis sacar dinero hay cantidad de cajeros en la ciudad y la comisión que nos cobraron a nosotras fue de 4 euros por sacar 100. No es que sea poco, pero es preferible a llevar mucho dinero encima.

¿Qué ropa llevamos?

Aunque parezca mentira esta fue una de nuestras principales dudas. A pesar de que todo el mundo nos había dicho que Marrakech es muy seguro no teníamos ganas de que nadie nos molestara.

Una vez de vuelta la conclusión es que os van a molestar de todas formas para que entréis en las tiendas así que llevad la ropa que os de la gana. En Marrakech vimos looks de todo tipo. Desde los más recatados hasta shorts con los que se enseña medio culo y no tuvimos la sensación de que se les diera la vara más a esas mujeres por ello.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Eso sí, si vuestra idea es visitar pueblos más pequeños sí os recomendamos que vuestra ropa sea más discreta porque allí no están tan acostumbrados al turismo como en las ciudades grandes.

Lo principal es que vayáis cómodos y fresquitos porque el calor es abrasador y que no expongáis demasiada piel al sol por las posibles quemaduras. Ellos visten túnicas y creedme si os digo que es porque resultan más llevaderas.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*