Alceda Cantabria

Una vez pasadas las elecciones y la carga de trabajo que eso ha supuesto para los dos, Ramón y yo nos hemos tomado un descanso más que merecido. Hace ya algunos meses que soñábamos con hacer una escapada a algún balneario a reponer fuerzas y a disfrutar un poco el uno del otro y de lo que más nos gusta hacer en la vida que es grabar vídeos y sacar fotos para luego colgarlas por aquí.

Como no tenemos mucha idea de ningún hotel con spa que esté bien y no suponga hacer muchas horas de carretera nos fiamos de las ofertas de WeekendDesk y acabamos en el Balneario de Alceda.

Más allá de darnos un bañito en las aguas de azufre que se pueden disfrutar en la piscina de chorros del hotel, y de leer tranquilamente al sol de junio en las hamacas de la alberca normal, también nos dimos una vuelta por los alrededores para situarnos un poco y conocer el lugar hasta el que nos habíamos desplazado.

Alceda

Alceda es una aldea de los Valles Pasiegos de Cantabria que tiene una población de 300 personas, más o menos. Es un sitio muy tranquilo y rodeado de naturaleza, ideal para disfrutar del relax que nosotros estábamos buscando.

Como ya he comentado más arriba, es un sitio bastante conocido por el manantial de aguas de azufre que hay cerca. De hecho, desde 1842 Alceda recibe muchos visitantes que acuden a descansar y tomar baños terapéuticos.

El Parque

Junto al actual balneario se extiende un gran parque situado a la rivera del río Pas. Para ser honestos hay que decir que no está muy bien cuidado. Las farolas se ven oxidadas y algunas de ellas incluso tienen los cables fuera, el estanque de los patos está seco y la hierba crece sin como si nadie pasara por allí a cortarla. Sin embargo, a pesar de todo esto, hay que decir que nosotros nos dimos un paseo bastante majo y sacamos unas cuantas fotos chulas.

Dentro del recinto del parque también existen zonas de juegos infantiles y otra destinada a que los mayores puedan hacer ejercicio. También vimos un recorrido de multiaventura con varias tirolinas que tenían la escalera recogida. No vimos monitores por allí, pero dedujimos que en temporada de verano alguien habrá para que facilite los arneses y cascos necesarios para realizar la actividad.

Lo que sí vimos fue el inicio de una vía verde que une los municipios de Alceda y Puente Viesgo. Es un recorrido en llano de unos 12 kilómetros que se pueden hacer de forma bastante sencilla. Si decidís acercaros por allí pero no podéis llevaros las bicis, en el mismo parque hay una empresa que las alquila.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*