Al final las 50 sombras van a terminar siendo 500

Normalmente los martes dedico este espacio a recomendar libros nuevos que se van publicando o alguna que otra novela que, no siendo tan actual, llega a mis manos y resulta novedosa para mí. Pero este martes he decidido probar con algo diferente, una contrarrecomendación (¿eso existe?, supongo que no).

Hace ya unos meses que escribí una reseña comentando lo que me parecían las tres novelas originales de 50 Sombras de Grey, de E.L. James. No me voy a repetir, os dejo el enlace por si lo queréis leer.

50 Sombras de Grey, E. L. James

El resumen es que a mí no me gustaron nada de nada y me parecieron una pérdida de tiempo. Pero, oye, para gustos están los colores. Lo que quiero subrayar hoy no es tanto la calidad de las novelas sino la sobre-explotación de una historia que funcionó. Coincidiendo con las fechas en que empezamos a escribir la carta a los Reyes Magos se ha anunciado la presentación de un quinto libro de esta saga. Vamos a ver, ya nos han contando la historia en tres ejemplares, ya se ha editado otro contando la historia desde el punto de vista del Sr Grey. Yo creo que ya vale, ¿no? ¿Qué van a contar en este quinto libro? ¿Por qué no lo dejan estar? La historia tuvo éxito, se han hecho películas, yo creo que ya es suficiente.

Lo mismo ocurrió con Crepúsculo, de Stephenie Meyer, ¿Os acordáis? En este caso a mí los libros sí que me gustaron pero acabaron por resultar de lo más cansinos. Los fans de esta familia de vampiros que brillaban al sol nos leímos las novelas y vimos las pelis. El siguiente libro, La segunda vida de Bree Tanner, no llegué a leerlo, ya tenía suficiente, la historia ya había terminado, ya está, fin. Pero la cosa no pararía ahí, ¿Había necesidad de publicar la misma historia cambiando los papeles de Bella y Edward? Pues yo creo que no. Este tipo de cosas lo único que demuestran es que las autoras no saben hacer nada más. Que han tenido suerte y tocado la tecla adecuada, han conseguido una historia de éxito pero ya no saben salir de ahí. Este último libro no llegó a publicarse porque se filtraron los primeros capítulos y Meyer decidió colgarlos en su web para que los fans no recurrieran a la piratería. Me parece bien aunque, insisto, no había necesidad.

No me gusta 50 Sombras de Grey, me parece una historia machista y absurda que ni siquiera es erótica porque el erotismo se va perdiendo por el camino. Pero respeto que haya gente que la compre, creo que esas personas merecen que la cosa quede aquí, lo mismo que yo me merecía seguir enamorada de la historia de Bella y Edward y no acabar odiándolos.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*