A buenas horas mangas verdes.

A buenas horas mangas verdes es lo que se suele decir cuando alguien, que se supone tenía que solucionar un problema, llega cuando este ya se ha resuelto o cuando no hay nada que hacer. Seguro que a más de uno se lo han dicho alguna vez. Lo que probablemente no sepáis es quienes eran los mangas verdes.

En 1476 Las las Cortes, reunidas en Madrigal, unificaban todas las Hermandades locales castellanas que habían existido desde el siglo XI en una única llamada Santa Hermandad. El objetivo de este nuevo cuerpo era el de vigilar los caminos y campos y protegerlos de criminales.

mangas-verdes

Esta nueva milicia, considerada la primera policía estatal de Europa, lucía un atuendo identificativo  que consistía en un chaleco de piel del que sobresalían unas mangas verdes, de ahí el apodo con el que comúnmente se los conoció.

Según cuenta la tradición,  si algún castellano se encontraba en apuros no podía contar con este cuerpo, creado por los Reyes Católicos, porque tenían la mala costumbre de aparecer cuando ya no había nada que hacer. Es decir, cuando a uno ya le habían robado hasta la vergüenza. De ahí la célebre frase que dura hasta nuestros días, a buenas horas mangas verdes.

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*